“Lamentables” conversaciones de funcionarios de Corea y EE.UU.

7 de julio del 2018

Las calificó de ‘rateras’.

Mike Pompeo

@statedeptspox

Declaraciones contradictorias enmarcaron el final de las reuniones entre el secretario de estado norteamericano, Mike Pompeo y delegados del gobierno Norcoreano, quienes adelantaban la negociación de desnuclearización del país asiático.

Pompeo finalizó este sábado, 7 de julio, la visita de Estado a Pyongyang con la que se pretende dar continuidad a la histórica cumbre entre Donald Trump y Kim Jung Un el pasado 14 de junio, para llegar a un acuerdo de desnuclearización. Los americanos resultaron optimistas y los coreanos bastante pesimistas.

Pompeo aseguró, antes de abandonar la ciudad, que las conversaciones habían sido productivas, de buena fe y que se había logrado avanzar en algunos puntos de la agenda, aunque reconoció que faltaban aspectos importantes tras dos días de negociación.

“Estos son asuntos complicados, pero hemos progresado en casi todos los asuntos centrales, en algunos temas se ha progresado mucho, en otros todavía hay más trabajo por hacer”, aseguró Pompeo.

Pero por otro lado, en un comunicado de la agencia de prensa del gobierno de Kim Jung Un, se calificó la conversaciones de “lamentables”. Según el comunicado, Washington pretende obligar a Corea del Norte a abandonar sus armas de manera unilateral y forzada.

En el pronunciamiento, la delegación norcoreana aseguró que las recientes conversaciones no sirvieron para afianzar la confianza entre las dos naciones y que podrían poner en riesgo la voluntad de desnuclearización que ha mostrado el país asiático en las conversaciones.

Corea del Norte ha propuesto un desarme gradual que avance paralelamente con los acuerdos entre ambas naciones y los puntos que han fomentado la crisis diplomática por años. Por eso han calificado de ‘rateras’ las exigencias que, al parecer, ha hecho Estados Unidos por medio de Mike Pompeo.

El secretario norteamericano viajó a Tokio donde adelantará reuniones con sus homólogos de Japón y Corea del Sur, con quienes analizará de nuevo los resultados de la cumbre sostenida en Pyongyang.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO