Por amarrar usuarios sancionan a Claro, Tigo y Movistar

Foto: Shutterstock

Por amarrar usuarios sancionan a Claro, Tigo y Movistar

30 de marzo del 2017

Claro, Tigo y Movistar tendrán que pagar alrededor de 9.200 millones de pesos por una sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), por ofrecer servicios en la compra de equipos amarrados a los planes pospago.

La sanción se estableció “por amarrar o condicionar los beneficios otorgados a sus clientes en la venta de teléfonos celulares a sus planes de telefonía móvil, violando así las normas establecidas por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC)”.

“Ofrecían cuotas gratis en la venta del equipo celular adquirido por los usuarios, siempre y cuando, sus usuarios suscribieran un plan de comunicaciones por un valor mínimo y ciertas condiciones que de cumplirse, generarían la pérdida de las cuotas gratis ofrecidas en la venta de los teléfono”, señaló el organismo de control.

Igualmente, la Superintendencia encontró que los operadores limitaban las ofertas de beneficios si se mantenían ciertas condiciones en el contrato; es decir, le impedían al usuario acciones como terminar el contrato, modificarlo por uno de menor valor o cambiarse de pospago a prepago, bajo el pretexto de perder cuotas gratis en la compra del teléfono celular. Esto, según Fabio Restrepo, director de Protección de usuarios de servicios de telecomunicaciones, representa una violación al régimen de protección de usuarios.

“Esta conducta está expresamente prohibida por el Régimen de Protección de Usuarios, desde el 2014, cuando se eliminó la cláusula de permanencia mínima”, agregó Restrepo.

Asimismo, la investigación realizada por la Superindustria de Industria y Comercio encontró que en la publicidad entre 2015 y 2016 de estas tres empresas de servicio móvil se ofrecieron incentivos a los usuarios a cambio de suscribir contratos por un valor determinado. La SIC aclaró que ningún contrato de compra de equipos de telefonía móvil puede estar sujeto a la prestación del servicio.

La multa a la empresa Tigo fue menor que la impuesta a Claro y Movistar, puesto que “cesó la conducta ilegal” al ser notificada de la sanción en primera instancia.

La sanción aplicada a las tres compañías de relefonía celular alcanzan $9.221 millones de pesos; de los cuales $4.832.390.095 tienen que ser pagados por Claro, $ 3.331.446.560 millones por Movistar y $1.057.623.970 por Tigo.

En 2014, las tres compañías ya habían sido sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por cobrar contenidos y aplicaciones sin la aceptación de sus usuarios. Por estas acciones, Claro, Tigo y Movistar tuvieron que pagar multas que ascendieron a dos mil cuatrocientos millones de pesos ($2 mil 400 millones).