Por el Camp Nou volará el ovalado balón de rugby

Por el Camp Nou volará el ovalado balón de rugby

5 de Noviembre del 2014

Foto: AFP

Dentro de poco más de un año y medio (2016), París no será el destino de las ‘peregrinaciones’ de los aficionados de los bastiones provinciales de rugby, como ha ocurrido desde 1974, esta vez el prestigioso templo del Barcelona será escenario del deporte de valores y espíritu.

¿Por qué en el estadio culé?

La causa fue el aplazamiento hasta finales de junio del partido por el título en el Top 14 debido a un calendario deportivo excesivamente cargado por el Mundial 2015 de rugby y la disputa a partir del 10 de junio de 2016 de la Eurocopa 2016.

Sin embargo, el vicepresidente de la Federación Francesa de Rugby (FFR), Serge Blanco, calificó de “grave” el hecho de que la final se tenga que disputar fuera del territorio francés.

Le puede interesar – El lado más sexy del rugby

“Actualmente no tenemos sede fija y es grave para un deporte de tal notoriedad y con un gran impacto económico en el territorio no poder jugar la final de su campeonato cuando hay tantos estadios a disposición”, criticó.

El mítico full-back de los años 1980 se mostró de acuerdo en jugar en el Camp Nou, pero denunció que el uso de los estadios franceses lo monopolice el fútbol cuando la mayoría de los recintos se han construido o remodelado con dinero público.

Tras la salida del recinto situado en el norte de París, la tarea de encontrar un estadio con una capacidad elevada el fin de semana del 25-26 de junio, marcado por el fútbol, en el que se disputarán tres octavos de final de la Eurocopa el sábado y otros tres el domingo era un imposible.

“De golpe, había varias ciudades que podían. Londres, con Twickenham y Wembley, además de Roma, Milán y Barcelona”, señaló a la Paul Goze, presidente de la Liga Nacional de Rugby.

El Barcelona accedió a la propuesta de alquiler a un precio razonable, “comparable al que se paga por el Stade de France”, reveló Paul Goze, al que le gustaría “batir el récord del mundo de espectadores para un partido de rugby (entre clubes)”.