Cárcel de Barranquilla podría entrar en cuarentena

http://www.inpec.gov.co

Cárcel de Barranquilla podría entrar en cuarentena

6 de julio del 2018

En máxima alerta se encuentran las autoridades al interior de la cárcel El Bosque de Barranquilla, al confirmarse que uno de los internos del penal fue diagnosticado con paludismo.

Según manifestó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), el interno se habría enfermado en un centro penitenciario del municipio de Tierralta, en el departamento de Córdoba, desde donde fue trasladado, junto a otras ocho personas, hace varios días, es por eso que personal de la Secretaría de Salud Distrital de la ciudad mantienen en observación a estas personas y de esta manera determinar si también padecen la enfermedad.

Jaime Sanjuán Pugliesse, personero Distrital, en diálogo con medios locales, confirmó el caso y señaló que esta persona está recibiendo asistencia médica en un centro hospitalario, donde se encuentra en cuarentena.

“El interno tenía fiebre alta desde hace unos días, pero al no brindársele la atención adecuada, presentó una hemorragia interna y sangró por la nariz, por lo que fue trasladado al Adelita de Char. Hoy el estado del recluso es reservado y se encuentra en la unidad de cuidados intensivos”, explicó el funcionario.

Además, indicó que si las pruebas que se les están realizando a los demás internos dan positivas, se estudiaría la posibilidad de declarar en cuarentena a todo el penal.

“Es una medida que no queremos tomar, porque los internos tienen el derecho de ver a sus familias, pero así evitaríamos la propagación de la enfermedad”, agregó el funcionario municipal.

Por último, señaló que como medida preventiva se tomó la decisión de realizar una fumigación alrededor del centro carcelario y evitar la propagación de insectos que pueden  ser vectores de enfermedades.

Por su parte, la secretaria de Salud del Distrito, Alma Solano, indicó que el hábitat del mosquito que transmite la enfermedad, no corresponde a Barranquilla, por lo que la transmisión directa de este tipo de patologías, es casi nula, pero señaló que no se debe bajar la guardia.