Restituyen fiscales peruanos que investigaban a Odebrecht

2 de enero del 2019

Habían sido destituidos el pasado 31 de diciembre.

Restituyen fiscales peruanos que investigaban a Odebrecht

El presidente del Ministerio Público de Perú (Fiscalía), Pedro Chávarry, decidió reponer este miércoles en sus cargos a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, que integraban el equipo especial Lava Jato que investiga los casos de corrupción de Odebrecht, y a quienes había destituido el pasado 31 de diciembre.

El fiscal de la Nación resolvió “dejar sin efecto en todos sus extremos” la medida tomada el último día de 2018, y modificó su decisión “tomando en consideración la trascendencia e importancia de las investigaciones vinculadas con delitos de corrupción de funcionarios y conexcos, en los que habría incurrido la empresa Odebrecht…”, según la resolución emitida por el Ministerio Público y firmada por su presidente.

De esta manera, Vela, coordinador del equipo especial Lava Jato, y Pérez, vuelven a sus cargos y retomarán las investigaciones sobre los personajes involucrados en los delitos cometidos en relación con la constructora brasileña Odebrecht.

El equipo estaba logrando importantes avances en el caso Lava Jato, incluyendo la próxima firma de un acuerdo de colaboración entre Odebrecht y la Fiscalía.

La decisión de separar a los fiscales provocó fuertes protestas de los ciudadanos, pues ponía en riesgo las investigaciones y, sobre todo, la firma del acuerdo, previsto para el 11 de enero.

Según este acuerdo, Odebrecht se compromete a revelar toda la información sobre los sobornos a políticos de Perú.

El fiscal José Domingo Pérez era quien estaba a cargo las investigaciones sobre los nexos con Odebrecht de los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990, 2006-2011) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

Pérez también encabezaba la investigación sobre lavado de activos en relación con Odebrecht de Keiko Fujimori, lideresa del partido opositor Fuerza Popular (fujimorista, derecha).

Fujimori se encuentra cumpliendo 36 meses de prisión preventiva por una investigación de la Fiscalía, que la acusa de cometer un delito de lavado de activos al haber recibido dinero ilícito de la empresa Odebrecht para financiar su campaña a la presidencia en 2011.

Por su parte, Chávarry ha sido sindicado por un informe de la Fiscalía como cabecilla de la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

Esta mafia estaba infiltrada en el sistema político y judicial de Perú, dedicándose a delitos de tráfico de influencias, sobornos, lavado de activos, entre otros.

Se sospecha que miembros de Fuerza Popular formarían parte de esta red delictiva.

Desde que asumió el cargo en julio de 2018, el fiscal de la Nación ha sido fuertemente cuestionado por diversos sectores del parlamento por su cercanía con los investigados por delitos con Odebrecht, en particular con Fujimori, y el expresidente Alan García.

La sorpresiva separación de los fiscales del equipo Lava Jato hizo que el presidente de la República, Martín Vizcarra, regrese a Perú desde Brasil a donde iba a asistir a la toma de mando de Jair Bolsonaro.

Vizcarra tomó esta decisión por algo que consideró como un duro golpe a la lucha contra la corrupción en el país.

Asimismo, el mandatario, luego de conocida la separación de los fiscales Vela y Pérez, anunció un proyecto de ley para declarar en emergencia el Ministerio Público.

Con información de Sputnik…

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO