Programa Ser Pilo Paga se trasformará

Programa Ser Pilo Paga se trasformará

6 de septiembre del 2018

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, aseguró que se planteará un nuevo programa para los estudiantes, pero que el programa Ser Pilo Paga deberá terminar porque se encontró con un déficit financiero que impide la continuación de este programa.

“Estamos diseñando un nuevo programa que el presidente Duque promoverá para no solo tener criterios de méritos, apuntarle a la equidad y fortalecer la educación pública”, aseguró Angulo frente a las comisiones de Cámara y Senado sobre el nuevo programa.

Ese programa, que aún no se encuentra plenamente definido, será el que rija durante los cuatro años del Gobierno Duque y sustituirá al actual.

En este, según contó la ministra, se halló un déficit por dos billones de pesos, producido por un mal manejo de los fondos, el cual planteaba el presupuesto por semestres y no por el total de la carrera de cada estudiante.

La funcionaria aseguró que “honrará” a los más de 40 mil estudiantes que se encuentran vinculados actualmente al programa desde la inauguración en 2014. Angulo dijo que trabajará con el Ministerio de Hacienda para buscar los 2 billones de pesos necesarios para garantizar el beneficio a los ‘pilos’ actuales.

Sin embargo, según el Ministerio de Educación, se deberá estudiar qué pasará con los estudiantes que lograron altos resultados en las pasadas pruebas Saber.

Las universidades públicas, que se reunieron el pasado 4 de septiembre con Angulo, también le expresaron que por ese programa gran parte del presupuesto de la educación había caído en manos de las universidades privadas.

Asimismo, las universidades públicas del país extendieron la preocupación por un desfinanciamiento de 18 billones que han presentado en sus instituciones. Además, argumentaron que con los recursos destinados a 40.000 estudiantes pilos, se habría podido beneficiar a 500.000 en universidades públicas.

El presidente Iván Duque y la ministra de Educación María Victoria Angulo, en reunión con los secretarios de educación, definieron cuatro planes prioritarios para este sector: implementar la atención a la primera infancia, reformar el sistema de alimentación escolar, garantizar la continuidad de la educación de primaria al bachillerato y que, en educación universitaria, se amplíe la cobertura y la educación gratuita para personas vulnerables.