¿Por qué Arias no ha sido trasladado a La Picota?

15 de julio del 2019

El INPEC puede decidir donde cumplirá Arias condena

Andrés Felipe Arias

foto: youtube

Aunque el Juez Segundo de Ejecución de Penas de Bogotá ordenó enviar a Andrés Felipe Arias a la cárcel La Picota, cuando legalizó la captura  del exministro, también dio la opción al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) de decidir el sitio de reclusión para el exministro.

Según público es el diario El Tiempo, citanto  fuentes del juzgado, “siempre se emiten las órdenes de detención con remisión a La Picota. Sin embargo (…) el Inpec podía cambiar esa decisión y trasladar al interno a otro lugar, como en efecto sucedió en el caso de Arias, que permanece en la Escuela de Caballería, ubicada en el norte de la capital”.

Por ahora, Arias continuará en el Cantón Norte, bajo la seguridad del Inpec, “lo que quiere decir que todas las remisiones para traslados, redención de pena y demás gestiones estarán a cargo de ese centro carcelario aunque físicamente el exministro esté en las instalaciones militares”, detalló la publicación.

Arías ya estuvo en el Cantón Norte entre 2011 y 2013, cuando el Tribunal de Bogotá dispuso como medida preventiva la privación de la libertad, mientras avanzaba el proceso en su contra. En ese momento el Inpec argumentó razones de seguridad para llevarlo a la Escuela de Caballería.

Se desconoce por qué el Inpec envió nuevamente al exministro al Cantón Norte y hasta cuándo estará allí.

El exministro de Agricultura ingresó a Colombia a las 08:20 de la mañana del pasado viernes, en un vuelo chárter proveniente de Estados Unidos.

“El ex Ministro llegó a una hangar de la Policía Nacional, en un vuelo chárter proveniente de los Estados Unidos y escoltado por un grupo de Marshals de dicho país. Tras realizarse el procedimiento de control migratorio y la verificación correspondiente, el ex Ministro Andrés Felipe Arias quedó a disposición de las autoridades correspondientes”, dijo el comunicado de Migración Colombia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO