Nobel de Paz reconoce lucha contra violencia sexual

Nobel de Paz reconoce lucha contra violencia sexual

5 de octubre del 2018

El congoleño Denis Mukwege y la iraquí Nadia Murad fueron galardonados con el Premio Nobel de la Paz 2018, dos férreos opositores y denunciantes del uso de la violencia sexual como de guerra en los conflictos de sus países.

“El Comité noruego del Premio Nobel decidió otorgar el Premio Nobel de la Paz 2018 a Denis Mukwege y Nadia Murad por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra”, dice el comunicado.

“Cada uno de ellos a su manera ha ayudado a dar mayor visibilidad a la violencia sexual en tiempos de guerra, para que los perpetradores puedan ser responsabilizados por sus acciones”, señaló el comité.

El médico Denis Mukwege pasó la mayor parte de su vida ayudando a las víctimas de la violencia sexual en la República Democrática de Congo, durante una larga guerra civil que dejó más de seis millones de muertos.

Mukwege y su equipo de médicos trataron a miles de pacientes que fueron víctimas de esos actos de agresión.

“El Nobel de la Paz de este año Denis Mukwege condenó en retiradas ocasiones la impunidad por casos de violencias en masa y criticó el Gobierno congoleño y otros países por no hacer lo suficiente para poner fin al uso de violencia sexual contra mujeres como una estrategia o arma de guerra”, destacó el Comité noruego.

Nadia Murad es la testigo que ha relatado los abusos cometidos en su contra y en contra de otras personas, ella se negó a guardar el silencio que la sociedad impone a las víctimas de esta violencia y con valor se dedicó a denunciarlo públicamente.

Nadia Murad es solo una de las aproximadamente 3 000 niñas y mujeres yazidi que fueron víctimas de violaciones y otros abusos por parte del ejército de Daesh, autoproclamado Estado Islámico. Los abusos fueron sistemáticos, y parte de una estrategia militar. Así sirvieron de arma en la lucha contra los yazidis y otras minorías religiosas.

Después de que lograra escapar de Daesh, decidió revelar al mundo todos los horrores que había sufrido.

En 2016, cuando tenía tan solo 23 años, fue nombrada la primera embajadora de buena voluntad de las Naciones Unidas para la dignidad de los supervivientes del tráfico de personas.

“Denis Mukwege y Nadia Murad pusieron en riesgo su seguridad personal al combatir valientemente los crímenes de guerra y buscar justicia para las víctimas. De este modo, han promovido la fraternidad de las naciones a través de la aplicación de los principios del derecho internacional”, señaló el comité rector del galardón.

Con información de Sputnik.