Obama y Raúl Castro hablarán de DDHH y relaciones económicas

20 de marzo del 2016

Fueron detenidos varios disidentes antes de la llegada del presidente estadounidense.

Obama y Raúl Castro hablarán de DDHH y relaciones económicas

Foto Agencia Cubana de Noticias.

En el segundo día de la visita histórica del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Cuba, la atención mundial se centra en la reunión que sostenga el mandatario con su homólogo Raúl Castro en la sede del palacio presidencial en La Habana.

Este sería el tercer encuentro que sostienen ambos jefes de Estados, y se hablará sobre los Derechos Humanos y el restablecimiento total pero gradual de las relaciones bilaterales, incluidas las económicas, y también del espinoso tema del embargo.

Al finalizar la reunión se espera que haya declaraciones conjuntas de ambos presidentes. Posteriormente Obama participará de un foro de negocios entre empresarios de ambos países. Se espera que antes de iniciarse la reunión, el presidente estadounidense rinda un breve homenaje a la estatua del prócer independentista de la isla, José Martí, en la mítica Plaza de la Revolución.

Este domingo, minutos antes que Barack Obama aterrizara en La Habana, decenas de disidentes que se encontraban protestando fueron detenidos. En su mayoría se trataba de las denominadas Damas de Blanco, que son las esposas o viudas de cubanos que fueron encarcelados en Estados Unidos y considerados presos políticos.

A su llegada a Cuba miles de personas en La Habana se volcaron a las calles a darle la bienvenida a Barack Obama, quien hacia las cuatro de la tarde, hora local, arribó en una visita histórica.

Después de salir del aeropuerto José Martí de La Habana, el jefe de Estado se dirigió hasta la catedral de la capital cubana, donde fue recibido por el cardenal Jaime Ortega. En las calles recibió ovaciones y algunas protestas, sobre todo de los opositores al régimen castrista.

Barack Obama llegó a la catedral caminando con sombrilla en mano en medio de una lluvia que se extendió hasta por la noche, en compañía de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra Marian Robinson, por las calles antiguas de La Habana, donde habían varias vallas que critican el embargo que lleva más de medio siglo.

Barack Obaman estará hasta el próximo 22 de marzo para restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales, con ese país, castigado por el embargo desde la guerra fría.

Al encuentro de la familia Obama estuvo el canciller cubano Bruno Rodríguez, el embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en la isla.

Michelle Obama fue recibida en el aeropuerto con rosas blancas, mientras que las hijas con rosas rosadas y la suegra del mandatario con un ramo de rosas rojas.

Antes del aterrizaje el jefe de Estado trinó con el saludo característicos de los cubanos “Qué bola (qué tal) Cuba”. Hacía 88 años que un presidente de Estados Unidos no iba a Cuba.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO