Avianca: “las pretensiones de los pilotos son inviables”

20 de septiembre del 2017

Quieren tiquetes ilimitados para ellos y sus familias.

Avianca

Foto: @Avianca

El paro de los pilotos de Avianca no se levanta. Aunque las partes exploraron diferentes alternativas económicas y normativas, para Avianca las aspiraciones de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (ACDAC) resultan exageradas, ya que distan de la realidad económica de la empresa y del país, pues solo el incremento del salario básico pretendido supone un aumento mucho mayor al establecido por las autoridades.

“La organización sindical desconoce el incremento salarial del 11.75% otorgado por la aerolínea en abril pasado a los pilotos, y que resulta muy superior al incremento que cualquier otra empresa del país haya otorgado a sus empleados”, dice un comunicado de la empresa de transporte aéreo.

El cese de actividades, que inició este miércoles en la madrugada, en opinión de Avianca podría resultar contrario a las disposiciones legales por tratarse de un servicio público esencial y además no cumple con la cantidad de votos exigidos legalmente para ello, ya que se necesita al menos el 50% más 1 de todos trabajadores de la Empresa, es decir 8.500 votos.

El cese declarado por ACDAC afectará a cerca de 22.000 pasajeros diarios en Colombia y pondrá en riesgo el bienestar de 22.000 empleados de Avianca en 26 países.

La Aerolínea hizo un llamado a la ACDAC para que actúe con mesura y responsabilidad, y no afecte a los clientes y a los trabajadores de Avianca en su afán de adelantar un cese de actividades, que desconoce la condición del transporte aéreo como servicio público esencial.

Estas son algunas de las peticiones de los pilotos en huelga:

Los pilotos quieren una reducción de 40 horas en su jornada laboral, para tener una programación aérea de 160 horas al mes. Es decir estarían laborando solamente el 22% de su tiempo/mes.

Dos días libres cada quince días para teletrabajo. Para esto exigen Ipad o computador, prima individual de $2 millones para adecuación de espacios físicos, auxilio económico de $300.000 mensuales para internet y teléfono; cada hora extra de teletrabajo deberá ser recompensada con un valor correspondiente al 300% de lo que se pagaría por hora volada.

Tiquetes aéreos ilimitados para ellos y sus familias; sin restricción de rutas, sin vencimiento de fecha, en clase ejecutiva, con cupo confirmado y equipaje ilimitado.

Exigen que la aerolínea asuma el 100% de la póliza de servicios médicos para sus familiares. Además, que el tripulante que cumpla 20 años de servicio tenga en forma vitalicia servicio médico, atención farmacéutica y hospitalaria, en caso de muerte, piden que lo herede su cónyuge.

Un espacio para tomar alimentos fuera de la aeronave y sin limitación alguna de horario.

Por su parte, la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles divulgó una carta abierta a los pasajeros en el que manifestaron que es muy importante para ellos contar con las condiciones necesarias para cumplir con la promesa hecha a los viajeros.

“Durante los últimos años, la administración de Avianca ha venido deteriorando la calidad de vida de los trabajadores con medidas y políticas que son ilegales. Acciones que desdicen de las políticas de responsabilidad social y de talento humano que promueven.”, afirmó la ACDAC.

“El 8 de agosto presentamos un pliego de peticiones que propone soluciones a deficiencias de seguridad que hemos detectado y que afectan nuestra condición laboral, pero que además redundan en la seguridad. La decisión de iniciar esta huelga es hacer uso de una última instancia, la única que nos queda, después que durante años ni el Estado ni los organismos de vigilancia y control actuaran para que la administración cumpla las leyes y las normas”, concluye la carta abierta.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO