“Descenso de pobreza y el hambre no van a la par”: primera dama

18 de octubre del 2018

Durante un acto en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial en Roma, la primera dama de Colombia, María Juliana Ruiz habló de la pobreza y la desnutrición. Ruiz indicó que la nutrición es una apuesta del Gobierno para el desarrollo de capacidades, talentos y habilidades de los niños y jóvenes, ya que esta es la principal inversión en […]

“Descenso de pobreza y el hambre no van a la par”: primera dama

Presidencia de Colombia

Durante un acto en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial en Roma, la primera dama de Colombia, María Juliana Ruiz habló de la pobreza y la desnutrición.

Ruiz indicó que la nutrición es una apuesta del Gobierno para el desarrollo de capacidades, talentos y habilidades de los niños y jóvenes, ya que esta es la principal inversión en la infraestructura más valiosa de un ser humano, es por eso que señaló que se debe lograr que el hambre disminuya al nivel cero en el país.

“En este momento, el Gobierno está en proceso de estructuración de su Plan Nacional de Desarrollo (PND) y el esqueleto tiene como objetivo el cumplimiento y las estrategias, así como los programas que vayan enfocados a la ejecución de todos esos mandatos que nos dan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”, señaló Ruiz.

La primera dama durante su intervención destacó que en Colombia  la pobreza y la pobreza extrema en Colombia se han reducido cerca de un 40 %, en los últimos ocho años, pero que la desnutrición no ha registrado esa disminución.

“Estamos acostumbrados a pensar que si uno de los fundamentos de la desnutrición parte de la pobreza, la disminución debería ser correlativa, en el caso particular de Colombia no sucede”, destacó la Primera Dama.

En ese sentido señaló que una de las tareas de los Gobiernos en Colombia será erradicar el hambre para 2030, en ese sentido destacó la importancia de erradicar los cultivos ilícitos en el país y sustituirlos por  por otros productivos para aumentar la disponibilidad de alimentos, al igual que reforestar y proteger el ambiente con el fin de incrementar la resiliencia frente a los efectos negativos que deja el cambio climático.

Además, fue enfática en asegurar que el reto no es solo en erradicar el hambre, sino también poder cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la comunidad internacional en el 2015.

Los últimos informes entregados por la Organización de Naciones Unidas (ONU), la cantidad de colombianos afectados por falta de alimento pasó de 4,2 millones, entre el 2004 al 2006, a 3,2 millones, entre 2015 y 2017.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO