Procuraduría revela errores en atención a periodista

29 de agosto del 2018

La Procuraduría General de la Nación remitió a la Superintendencia Nacional de Salud y al Tribunal de Ética Médica los hallazgos encontrados frente a presuntas irregularidades en la atención del periodista Yesid Mauricio Orjuela Bernal, fallecido el pasado 18 de agosto por una peritonitis. Además, designó a una delegada de la entidad investigue las presuntas […]

Mauricio Orjuela

La Procuraduría General de la Nación remitió a la Superintendencia Nacional de Salud y al Tribunal de Ética Médica los hallazgos encontrados frente a presuntas irregularidades en la atención del periodista Yesid Mauricio Orjuela Bernal, fallecido el pasado 18 de agosto por una peritonitis.

Además, designó a una delegada de la entidad investigue las presuntas responsabilidades disciplinaria de los funcionarios de la E.S.E. Hospital de Engativá, Subred Norte, la Secretaría Distrital de Salud, la Entidad Asesora de Gestión Administrativa y Técnica – EAGAT y la EPS Medimás.

La Procuraduría aseguró que hubo irregularidades en la atención al periodista que pudieron ocasionar su muerte por lo que a través de un comunicado explicó cuáles serían dichos errores de las entidades prestadoras del servicio.

E.S.E. Hospital de Engativá

Al parecer, el centro hospitalario no contaba con los suministros que permitieran hacer el examen de imagenología (TAC), para prestar un servicio oportuno al periodista.

Para la fecha que se ordenó el TAC al paciente Orjuela Bernal, 11 de julio, al parecer la ESE no tendría contratado un proveedor ni contaba con los medios suficientes para realizar el examen. Según pruebas el contrato con el proveedor estuvo vigente hasta el 10 de julio de 2018.

De acuerdo con los hallazgos, al parecer, el cuerpo médico no habría seguido las guías de manejo para la atención en el servicio de urgencias, por lo que podría haber existido una negligencia la suministrar a Orjuela Bernal un medicamento que enmascaró el dolor y volvió confuso el cuadro clínico y posiblemente contribuyó al deterioro de su salud.

Para el Ente de control estas situaciones posiblemente retrasaron el diagnóstico, así como la intervención quirúrgica que requería el paciente, la cual se realizó tres días después de su ingreso y sin que le hubieran practicado el TAC.

Clínica General de la 100 S.A.S

El 7 de agosto, Yesid Mauricio Orjuela Bernal habría llegado a la Clínica General de la 100 S.A.S., remitido por la Clínica Shaio luego de que le diagnosticaran una obstrucción abdominal y advirtieran la necesidad de una interconsulta de gastroenterología, diagnóstico que al parecer fue omitido, y a pesar del delicado estado de salud del periodista, fue dado de alta dos días más tarde.

El día 13 de agosto, Mauricio Orjuela tuvo que ingresar nuevamente a la Clínica General de la 100 por urgencias con un estado grave de salud y a pesar de su sintomatología tampoco recibió la interconsulta con el especialista ni fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos – UCI.

De acuerdo con los hallazgos de la Procuraduría al parecer la clínica habría incumplido la calidad de la atención en salud, frente a la oportunidad, acceso, pertinencia, continuidad y seguridad prestados a Mauricio Orjuela.

La Procuraduría Delegada para la Salud, la Protección y el Trabajo Decente también habría evidenciado una presunta omisión en la gestión oportuna del acceso a los servicios médicos. El paciente no habría sido visto por un especialista de la IPS, lo que demoró su cirugía, siendo esta una de las posibles causas del shock séptico, que finalmente terminó en su deceso.

MEDIMÁS EPS

La Procuraduría advierte que Medimás EPS presuntamente incumplió con la realización de actividades de evaluación, seguimiento y mejoramiento de los procesos de atención de salud prestado al paciente, y al parecer, no adelantó acciones de vigilancia sobre la red contratada, lo que habría conllevado a una posible falta de garantías en el acceso del servicio de salud.

Al parecer la EPS no habría activado los procedimientos de verificación frente a la prestación de los servicios integrales, lo que habría generado dilaciones que posiblemente incidieron en el deterioro de salud de Orjuela Bernal, quien habría manifestado en varias ocasiones la urgencia y prioridad de su estado de salud.

Para el ente de control es necesario que se indague sobre el funcionamiento de la Entidad Asesora de Gestión Administrativa y Técnica – EAGAT, y la gestión fiscal que ha adelantado hasta la fecha, pues todo indicaría que habría omitido sus deberes y funciones al no asesorar al Hospital de Engativá en temas de suministros y no tener al día los soportes que permitieran adelantar actividades contractuales para la prestación de servicios.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO