Procurador pidió oficialmente a Santos firmar destitución de Petro

Procurador pidió oficialmente a Santos firmar destitución de Petro

19 de marzo del 2014

Este miércoles el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez pidió oficialmente al presidente Juan Manuel Santos firmar la destitución e inhabilidad por 15 años del alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro.

La notificación de Ordóñez al jefe de Estado se da menos de 12 horas después de que la la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenara medidas cautelares a favor de Petro para  proteger sus derechos políticos.

En su decisión el organismo internacional reiteró que la inhabilidad para ejercer cargos públicos solo puede surgir por una condena de juez penal, y la Procurduría es una autoridad administrativa.

El documento de la CIDH, además de alargar la novela política y jurídica del Caso Petro, pide al Estado colombiano suspender inmediatamente el proceso de destitución de Gustavo Petro.

Tras este pronunciamiento y sin perder mucho tiempo, en la mañana de este miércoles se conoció que el Procurador Ordóñez pidió una reunión con el Presidente Santos para explicarle, entre otras cosas,  que el dictamen de la CIDH no es de obligatorio cumplimiento.

Ante esta información Petro no guardó silencio, el alcalde, señalado por algunos sectores políticos de abandonar la gobernabilidad de Bogotá por dedicarse a su defensa señaló- en un claro mensaje al Presidente Santos – que “no acatar la sugerencia de la CIDH es una irresponsabilidad”.

En diálogo con Canal Capital el exguerrillero del M-19 celebró la medida que la CIDH tomó a su favor, pero lamentó que el Consejo de Estado hubiera anulado las tutelas que pretendían garantizar su ejercicio político  “Yo hubiera esperado que el Consejo de Estado protegiera nuestros derechos, porque no son personales, sino los de la ciudadanía bogotana que se expresó el 30 de octubre del 2011. Una ciudadanía que escogió a la Bogotá Humana para que gobernara cuatro años, sin las maromas de otras ciudades del país”, indicó.

Ente tanto y mientras el país espera si el presidente firma o no la destitución – decisión nada fácil si se tiene en cuenta que estamos en campaña presidencial – sectores políticos desde ya se atreven a asegurar que Santos no hará nada por reversar la decisión de la procuraduría, es decir que ignorará el juicio de la CIDH y firmará la destitución de Petro.

Por ejemplo, Mario Laserna, congresista del Partido Conservador en diálogo con Caracol Radio señaló que Juan Manuel Santos no aceptaría las medidas cautelares.

A su turno, el vicepresidete Angelino Garzón pidió un “diálogo institucional” antes de tomar una decisión definitiva en el caso Petro  “Considero que antes de tomar una decisión, el señor presidente de la República debería solicitarle a la canciller María Ángela Holguín que dialogue con los integrantes de la CIDH sobre el contenido y alcances de estas medidas cautelares”,.

Garzón, considerado como una rueda suelta en el gobierno opinó que “el propio presidente Juan Manuel Santos se reúna de manera urgente con el procurador General de la Nación, la presidenta del Consejo de Estado y el presidente de la Corte Constitucional para analizar las decisiones finales con relación al alcalde Gustavo Petro”.