El programa para que mujeres estudien y trabajen

cortesía apd

El programa para que mujeres estudien y trabajen

25 de diciembre del 2018

Una de las principales herramientas que marca el proceso de transformación en las sociedades es el conocimiento. El poder acceder a las diferentes etapas de educación está directamente relacionado al bienestar de las comunidades y el mejorar las condiciones de vida de las personas. Así es como buscando construir un mejor futuro, Yessika Arévalo decidió hacer parte del programa de formación Plan Semilla. Este tiene como propósito vincular a los jóvenes al sector eléctrico, para que través de la adquisición de conocimientos en instalación y mantenimiento de las redes eléctricas, puedan tener las herramientas necesarias para salir adelante y apoyar a sus familias.

Una semilla que transforma el futuro

Antes de que se vinculara al Plan Semilla, Yessika estudiaba y tenía un trabajo de medio tiempo, para poder cubrir los gastos de sus estudios. A pesar de que sabía lo importante que era continuar estudiando, pensaba que en algún momento iba a tener que renunciar a su educación. Para ella esa dinámica de vida no era sostenible en el tiempo, y su situación económica no era muy estable.

Fue entonces cuando su hermano le contó sobre el programa y sin pensarlo decidió sumarse a la iniciativa. De esta manera, después de 15 meses intensos de entrenamiento e instrucción técnica, Yessika se convirtió en una de las primeras mujeres que se desempeña como técnica en redes eléctricas en la compañía.

“Sinceramente para mí era una gran oportunidad. Mi hermano y yo nos inscribimos juntos, y nos fue muy bien, porque resultamos siendo los dos mejores del grupo. Ingresando al programa, la empresa nos brindó estudios y nos ofreció un incentivo económico”, explicó Arévalo. 

Gracias a este programa, creado en el 2014 en conjunto con la Fundación Enel Colombia, han logrado contribuir con la educación y el desarrollo profesional de los jóvenes.  También han entregado al país una mano de obra calificada que mejora la calidad del servicio de energía que llevan a los clientes.

Rompiendo paradigmas en el sector

Desde que implementaron el Plan Semilla, cada vez son más las mujeres que se suman a la iniciativa. Hace 4 años, el 1 % de los participantes que se inscribían eran mujeres, esta cifra ha ido aumentado exponencialmente logrando tener en la actualidad un 38 % de participación dentro del programa.

Para Yessika, realizar el trabajo de técnica de redes eléctricas, ha sido una experiencia llena de grandes retos. Generalmente ha tenido que abrir su propio camino en un sector tradicionalmente masculinizado como lo es el eléctrico.

“Mi esfuerzo por aprender, el compromiso de superarme y mi actitud ante la vida, es lo que me ha permitido lograr lo que he logrado, y esto me motiva a cada vez poder lograr más”, concluyó Arévalo.