Prohibirán armas de estilo militar en Nueva Zelanda

21 de marzo del 2019

La primera ministra Jacinda Ardern hizo el anuncio.

Prohibirán armas de estilo militar en Nueva Zelanda

Foto: Cüneyt Karadağ - Agencia Anadolu

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anuncio este jueves que prohibirá todas las armas semiautomáticas de estilo militar y rifles de asalto después de los recientes ataques terroristas en la ciudad de Christchurch, en la que murieron 50 personas.

En una conferencia de prensa Ardern dijo a los periodistas: “el 15 de marzo, nuestra historia cambió para siempre. Ahora, nuestras leyes también lo harán. Estamos anunciando acciones hoy en nombre de todos los neozelandeses para fortalecer nuestras leyes sobre armas y hacer de nuestro país un lugar más seguro”.

Ardern había dicho que el gabinete acordó revisar las leyes sobre las armas de fuego del país durante una reunión a comienzos de semana: “Ahora, días después de este ataque, estamos anunciando una prohibición para todas las (armas) semiautomáticas de estilo militar (MSSA) y rifles de asalto en Nueva Zelanda”.

La funcionaria subrayó que la prohibición incluirá las de gran capacidad, así como dispositivos adicionales que podrían dar a las armas no automáticas la posibilidad de disparar rondas automáticamente.
También se han anunciado medidas para que los propietarios entreguen sus armas de fuego a la policía hasta que se divulguen los detalles sobre un próximo plan de recompra.

El ministro de policía de Nueva Zelanda, Stuart Nash, dijo “Invitamos a los propietarios de armas a llamar a la policía con anticipación para informarles que traigan sus armas a la estación”.

La semana pasada, al menos 50 musulmanes murieron, mientras otras docenas resultaron heridas cuando Brenton Tarrant, de 28 años y nacido en Australia, ingresó a las mezquitas de Al Noor y Linwood en Christchurch y disparó indiscriminadamente a los que estaban en las oraciones del viernes.

Tarrant ha sido acusado de la masacre y está recluido en una prisión de máxima seguridad en Auckland.

Entre las víctimas había cuatro jóvenes menores de 18 años que fueron asesinados a sangre fría. Otros niños aún están siendo tratados en hospitales cercanos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO