Prorrogan el estado de excepción en Venezuela

Foto: Presidencia Venezuela

Prorrogan el estado de excepción en Venezuela

21 de marzo del 2017

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) decidió el lunes que la prórroga por 60 días del estado de excepción y emergencia económica decretada por el presidente Nicolás Maduro es válida.

“El Decreto que prorroga por sesenta (60) días el plazo establecido en el Decreto n.° 2.667 del 13 de enero de 2017 (…) mediante el cual se declaró el Estado de Excepción y de Emergencia Económica en todo el Territorio Nacional, atiende de forma prioritaria aspectos de seguridad económica, que encuentran razón, además, en el contexto económico latinoamericano y global actual, y resulta proporcional, pertinente, útil y necesario para el ejercicio y desarrollo integral del derecho constitucional a la protección social por parte del Estado”, dice la sentencia.

De esta manera el máximo tribunal de Venezuela deja sin efecto el acto de desaprobación del mencionado decreto que realizó la Asamblea Nacional (Parlamento) el pasado 17 de enero por considerarlo “nulo, inexistente e ineficaz”.

Los diputados opositores alegan que el decreto presidencial viola la Constitución y no aborda la escasez de alimentos, medicamentos y otros productos básicos, además de la inflación.

La prórroga validada este lunes es la sexta desde que el mandatario venezolano introdujo por primera vez el decreto que le otorga poderes especiales para hacer frente a la crisis económica y desabastecimiento de alimentos que enfrenta el país latinoamericano.

Entre otras facultades, Maduro y su Gabinete pueden disponer de manera expedita de los recursos del Tesoro Nacional para destinarlos al gasto social, la importación de alimentos y productos y la reactivación de la infraestructura productiva del país.

Continua la lucha de poderes

La sentencia del TSJ se convierte así en nuevo capítulo en la “lucha de poderes” que se vive en Venezuela desde enero de 2016 cuando una coalición de diputados opositores al gobierno de Nicolás Maduro se hizo con el control del máximo órgano legislativo venezolano por primera vez desde 1999.

El choque entre 2 de los 5 poderes que integran el Estado venezolano se inició cuando los diputados decidieron incorporar a las sesiones de la Asamblea Nacional a 3 diputados cuya proclamación fu suspendida por la Sala Electoral del TSJ.

“Resultan manifiestamente inconstitucionales y, por ende, absolutamente nulos y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica, los actos emanados de la Asamblea Nacional, incluyendo las leyes que sean sancionadas, mientras se mantenga el desacato a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia”, reitera la sentencia.

Una de las decisiones más polémicas adoptadas hasta ahora por la Asamblea Nacional de mayoría opositora fue declarar en octubre de 2016 la supuesta ruptura del orden constitucional y la existencia de “un golpe de Estado” cometido por el régimen de Nicolás Maduro, así como el inicio de un juicio político en su contra.

Sin embargo, la Constitución de Venezuela no contempla la posibilidad de apartar a un presidente de su cargo a través del llamado “impeachment” o juicio político.

El 5 de enero pasado los diputados opositores volvieron chocar con el poder judicial al declarar que el presidente Maduro había incurrido en “abandono del cargo”, una figura que sí contempla la Constitución venezolana pero que está referida a la muerte, la renuncia, la destitución del presidente por el TSJ o la revocación popular de su mandato.

Tres semanas después la decisión fue nuevamente anulada por el máximo tribunal.

Hasta ahora todos los esfuerzos de la Asamblea de mayoría opositora por propiciar la salida anticipada de Nicolás Maduro del poder se han encontrado con el muro del TSJ.

Con información de Sputnik Noticias.