Puerto Rico impulsa plebiscito para incorporar el país a EEUU

8 de junio del 2017

Puerto Rico está trabajando para que el Congreso de EEUU escuche y le otorgue la estabiliidad

Puerto Rico impulsa plebiscito para incorporar el país a EEUU

Foto: Shutterstock

El plebiscito que Puerto Rico celebrará el domingo para decidir sobre su estatus político es uno de los esfuerzos del gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP) para convertir al país en un estado más de EEUU, dijo el secretario general de esa formación política, Rafael Rivera.

“Son varios los esfuerzos que estamos realizando para lograr la estadidad (integración a EEUU) y uno de ellos es este plebiscito; nosotros le dijimos al pueblo que votar por el PNP era votar por la estadidad y vamos a hacer todo lo necesario para lograr que Puerto Rico se convierta en un estado” federal estadounidense, señaló Rivera.

El país está trabajando para que el Congreso de EEUU escuche y actúe en favor de Puerto Rico otorgándole la estadidad, añadió el líder político.

“Nuestra congresista en Washington, Jenniffer González (comisionada residente de Puerto Rico en la cámara baja de EEUU), está haciendo esfuerzos en el Congreso, e incluso veteranos puertorriqueños que han participado en diferentes eventos bélicos van a ir al Congreso para que entre todos hagamos valer este esfuerzo”, explicó.

Rivera recordó que el gobernador puertorriqueño Ricardo Rosselló firmó el lunes la Ley por la Igualdad y Representación Congresional de los Ciudadanos Americanos de Puerto Rico con el objetivo de favorecer la plena integración de la isla a EEUU.

Oposición llama al boicot

La oposición puertorriqueña, por su parte, llama a boicotear el plebiscito del domingo después de que el Departamento de Justicia de EEUU obligara al Gobierno de la isla a incluir entre las opciones que figuran en la papeleta de la consulta el estatus actual (estado libre asociado) cuando originalmente solo figuraban dos opciones: estadidad y libre asociación/independencia.

Puerto Rico, que desde 1952 es un Estado Libre Asociado de EEUU, no goza de los mismos derechos y deberes de los demás estados estadounidenses y tampoco es un país independiente, por eso la oposición considera que incluir ese estatus en el plebiscito significa prolongar la situación colonial.

La oposición recuerda que el estatus vigente fue rechazado en el último plebiscito de 2012, cuando el 54 por ciento de los votantes se expresaron en contra de mantenerse como estado libre asociado.

“Quizá ese sector (la oposición) no va a participar en el plebiscito, pero nuestro partido (el PNP) ha estado llevando el mensaje a todo el país, a todo el electorado que cree en la estadidad y es importante participar este domingo, ese es el mensaje que hemos transmitido a toda la isla”, indicó Rivera a esta agencia.

Pese a la postura de la oposición y a que Puerto Rico se encuentra en una profunda crisis económica y financiera, con un elevado endeudamiento y una emigración constante hacia Estados Unidos, Rivera considera que es un buen momento para celebrar la consulta.

“Aquellos que dicen que no es el momento son los que siempre han dicho que no es el momento”, indicó el secretario general del PNP, quien confió en que “al menos medio millón de electores” de su partido votarán el domingo.

El PNP considera que la estadidad “es lo único que garantiza una igualdad de condiciones” al pueblo puertorriqueño frente a los 52 estados que conforman EEUU.

“Puerto Rico hoy tiene la ciudadanía americana (estadounidense), pero no tenemos los mismos beneficios que esos estados, no tenemos el derecho al voto, no tenemos representación en el Congreso”, aclaró Rivera.

El plebiscito no es vinculante y Estados Unidos no tiene ninguna obligación de aceptar el resultado si contraviene sus intereses.

Si la estadidad resulta ganadora, “comenzará de inmediato un proceso de transición para la admisión de Puerto Rico como un estado más de la Unión en igualdad de derechos y deberes con los demás estados”, dice la ley.

Si triunfa la opción libre asociación/independencia, “quedará automáticamente convocado un referendo para el 8 de octubre de 2017 en el que los electores solamente podrán escoger entre las alternativas de soberanía separada de los Estados Unidos con un tratado voluntario de Libre Asociación con los Estados Unidos o por la Independencia”, añade el texto legal.

Con el triunfo de la tercera opción el país seguirá en la situación actual.

Con información de Sputnik Noticias.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO