Tutelaje de Rajoy es una humillación: Puigdemont

Foto: EFE/Ruben Moreno Garcia

Tutelaje de Rajoy es una humillación: Puigdemont

21 de octubre del 2017

El presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, aseguró que la pretensión del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, de tomar el control de las instituciones de Cataluña al amparo del artículo 155 de la Constitución es una “humillación” incompatible con la democracia.

Además, anunció la convocatoria de un pleno para debatir sobre la aplicación de este artículo: “Pido al parlamento que fije la convocatoria para una sesión plenaria donde los representantes de la ciudadanía, elegidos por los votos, debatamos y decidamos sobre esta voluntad de liquidar nuestro autogobierno y actuemos en consecuencia”, afirmó  en su declaración institucional.

Para el mandatario catalán, “las instituciones y el pueblo de Cataluña no pueden aceptar este ataque. La humillación que pretende el Gobierno español haciéndose tutor de toda la vida pública catalana, desde el Gobierno hasta los medios de comunicación públicos, es incompatible con una actitud democrática y se sitúa fuera del estado de derecho”, dijo en una declaración institucional televisada.

De esta manera, el dirigente catalán mostró su rechazo a la decisión de Mariano Rajoy de dar traslado al Senado de una serie de medidas diseñadas al amparo del artículo 155 de la Constitución para “restaurar la legalidad en Cataluña”.

Según explicó Mariano Rajoy, entre esas medidas –que deberán ser aprobadas por el Senado– se encuentra el cese del Gobierno catalán al completo, un recorte de competencias del Parlamento catalán y el compromiso de convocar elecciones autonómicas en un plazo máximo de seis meses.

El paquete de medidas incluye la toma de control sobre los Mossos d’Esquadra –la policía autonómica catalana– y la televisión pública.

En opinión de Puigdemont, las medidas anunciadas por Rajoy suponen “un verdadero portazo” a la opción del diálogo ya significan “la liquidación del autogobierno” y, por tanto, vulneran la “voluntad democrática de los catalanes”.

El dirigente catalán calificó el paquete de actuaciones aprobado por el Consejo de Ministros como “el peor ataque a las instituciones y al pueblo de Cataluña desde los decretos del dictador militar Francisco Franco”.

“Sin pasar por las urnas, con un apoyo escaso y en contra de la voluntad de la mayoría, el gobierno de Mariano Rajoy quiere nombrar un directorio para teledirigir desde Madrid la vida de Cataluña”, afirmó.

En su discurso, Puigdemont recordó que la Generalitat de Cataluña no es una institución nacida con la actual Constitución española y se mostró convencido de que los ciudadanos catalanes seguirán defendiendo la “legitimidad histórica” de la misma.

El decreto aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy incide especialmente en que las instituciones catalanas no son disueltas, sino que se sustituye a sus dirigentes de manera temporal, hasta la celebración de nuevas elecciones, para volver a la legalidad después de que los dirigentes catalanes desoyeran las sentencias del Tribunal Constitucional contrarias al proceso soberanista.

Sin embargo, el presidente catalán considera que la decisión de Rajoy es un “ataque” a las instituciones para “liquidar al disidente” e “imponer una forma de gobierno no elegida por los ciudadanos y sin una mayoría parlamentaria que la avale”, lo que a su modo de ver “es incompatible con el estado de derecho”.

“Nos hemos de conjurar para volver a defender nuestras instituciones como hemos hecho siempre, de manera pacífica y civilizada, pero cargados de dignidad y de razones”, añadió.

Por el momento se desconoce cuáles son las medidas que pretende tomar el Gobierno catalán para defender sus instituciones, aunque en la carta enviada el pasado jueves por Puigdemont a Mariano Rajoy ya advirtió que una eventual aplicación del 155 podría ser respondida con una votación parlamentaria para dar validez a la declaración de independencia firmada –e inmediatamente suspendida– el pasado 10 de octubre.

Con información de Sputnik y EFE