Cinco puntos polémicos de la Reforma Tributaria

Cinco puntos polémicos de la Reforma Tributaria

17 de octubre del 2016

Esta semana se presentará ante el Congreso de la República el proyecto de la Reforma Tributaria Integral que es resultado de un conjunto de propuestas y recomendaciones hechas por una comisión de expertos en temas tributarios.

Lea también: ¿Deben pagar impuestos las iglesias?

El propósito del proyecto es cambiar las tarifas de los impuestos, eliminar unos y crear otros, con el fin de sanear el hueco fiscal que tiene la nación. Esto quiere decir que el estado no recibe en impuestos lo que debería por la evasión, razón por la cual se debe cobrar cada vez más.

Además: Santos: Reforma tributaria o derrumbe

Sin embargo, esto implica un duro golpe para todos los colombianos que ahora deben prepararse para pagar más IVA, comprar todo más caro y pagar muchos otros impuestos que antes no pagaba.

Los cinco golpes a su bolsillo en la reforma tributaria

‘Monotributo’ a los pequeños negocios:

Una de las mejores formas de crear empresa sin muchas complicaciones era hacer una panadería, papelería, tienda de barrio o peluquería. Este tipo de negocios proliferan en todo el territorio nacional y benefician a cientos de colombianos. Una de las principales ventajas que tenía abrir un local como estos era que podían existir sin pagar impuestos.

Eso hasta ahora. El pasado jueves, Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, dio a conocer un nuevo impuesto que será incluido en la reforma tributaria. Se trata del ‘monotributo’ a los pequeños negocios, el cual consiste en un pago que no superará el 1×1000, que será cobrado a todas las empresas que no superan los 103 millones de pesos de ingresos.

Todo será más caro:

El aumento en el IVA es sin duda uno de los puntos más polémicos. Si bien los pequeños empresarios se verán afectados, sin duda serán los consumidores los que más sufrirán con la reforma.

Los productos gravados en 16% pasarán al 19%, los que estaban en 5% serán del 10% y muchos de los que no estaban grabados pasarán a tener el 5% de gravamen. Esto implica que ahora por la compra de libros, tabletas, computadores, útiles escolares y hasta los huevos deberán pagar IVA.

Sin embargo, la nueva tasa del IVA de estos productos no significa que esa misma será el aumento en el precio final. Expertos aseguran que productos que aumenten un 5% en impuestos  incrementarán cerca del 8% en su valor en el mercado, otra razón más para que el bolsillo de los colombianos esté preocupado.

A declarar renta:

Actualmente las personas con ingresos superiores a $3’200.000 mensuales están obligados a declarar renta. Sin embargo, la nueva reforma tributaria busca aumentar el número de declarantes, para lo cual todos los que devenguen un sueldo de $1’500.000 pagarán el impuesto.

Con esto se pasaría de 2’085.000 contribuyentes a cerca de 3 millones. Sin embargo, un impuesto que antes era para aquellos que tienen ingresos relativamente altos, ahora será para el ciudadano del común. Expertos y críticos de la reforma afirman que esto es una presión a la clase media, la cual se verá ahogada y no recibirá beneficios con la norma.

Si usted tiene acciones:

Una de las maneras más seguras de ganar dinero es invirtiendo en acciones. A pesar de esto, la actividad que antes dejaba grandes dividendos ya no será tan rentable. La nueva reforma busca eliminar el impuesto a la riqueza, el cual pagaban personas con un elevado patrimonio. En cambio, ahora se implementara el impuesto a los dividendos.

Esto quiere decir que usted deberá pagar por los beneficios económicos que reciba de cada inversión en acciones que haga.

Se mantiene el 4×1000:

Cuando se empezó a implementar este impuesto en 1998 para contrarrestar la dura situación de ese año, se dijo que tendría una duración de un año. Luego, tras el terremoto en el Eje Cafetero en 1999, éste se mantuvo para recaudar fondos para la reconstrucción de la región.

En el 2000 este impuesto a las transacciones financieras pasó a ser permanente cobrándose en un principio el 2X1000, luego el 3×1000, para volver posteriormente al 4×1000. De esta forma, un impuesto temporal pasó a estar presente en durante 18 años, y no parece que vaya a desaparecer en un buen tiempo.