Bogotá, ejemplo en alimentación escolar para Colombia

12 de junio del 2018

La Secretaria de Educación, María Victoria Ángulo destacó el compromiso de la administración con la niñez de la campital.

Bogotá, ejemplo en alimentación escolar para Colombia

La alimentación escolar en Bogotá, más allá de ser un compromiso de la administración de Enrique Peñalosa con los niños y niñas de la ciudad, se ha convertido en un verdadero reto y desafío para María Victoria Angulo, persona al frente de la Secretaría de Educación.

En diálogo con Kienyke.com, la Secretaria contó detalles del proceso que tiene la alimentación escolar en la ciudad, las innovaciones tecnológicas que tendrá en los próximos meses y algunos datos que son importantes para la gestión que ha venido realizando esta entidad en la capital de la República.

En la ciudad se entregan más de 725.000 refrigerios a diario y hoy en día funcionan 134 comedores escolares, 111 urbanos (incluye cuatro cocinas móviles) y 23 en Sumapaz. Este dato, no menor, permite que mensualmente se consuman más de 140 toneladas de frutas y verduras, alimentos necesarios para un óptimo crecimiento de los menores.

Ahora bien, entendiendo que para el alcalde Peñalosa los niños son lo primero, el reto de la alimentación escolar, combinado con llevar comida a los colegios y que esta se sirva caliente es mayor, ya que  no todos los centros estudiantiles cuentan con lugares acondicionados para esta labor. Es allí donde las cocinas móviles de última tecnología entran en acción para garantizar que la comida caliente llegue a los estudiantes de la ciudad.

“En educación hay muchas formas de tocar el corazón de los padres, pero la comida es la base de la alimentación de los niños, hecho que hace feliz”, recalcó la Secretaria.

Estas cocinas cuentan con máquinas lavavajillas, hornos profesionales, procesadoras de vegetales, congeladores y licuadoras industriales, entre otros elementos. Además aseguran el almacenamiento, producción, preparación y distribución de desayunos y almuerzos a cerca de 5.200 estudiantes de colegios oficiales de Kennedy, San Cristóbal, Usaquén, Fontibón y Engativá.

En la primera fase de la puesta en marcha de las seis cocinas móviles en las Instituciones Educativas Distritales se han invertido más de $5.000 millones y en la segunda fase se prevé la apertura de cuatro más en el último trimestre de 2018.

Para tener una idea, “cada cocina cuenta con equipos de última generación para la óptima preparación de alimentos, tales como: horno combi, sartén basculante, licuadora industrial, dispensador de jugos y peladora de tubérculos”.

Además, esta tecnología reduce los tiempos de producción y disminuye consumo promedio de servicios públicos y porcentaje de absorción de grasa de los alimentos y cumple con la normatividad sanitaria vigente emitida por el Ministerio de Salud y la Protección Social.

“Bogotá es la entidad territorial que tiene el mayor porcentaje de estudiantes que reciben comida caliente en el país. Sabemos que los alimentos tienen un impacto calórico en el día y por eso es tan importante realizar correctamente el aporte nutricional a los niños”, destacó Angulo.

Así mismo, contó que este trabajo se ha venido realizando de la mano de las familias, principales beneficiadas de este programa y un colectivo de chef, liderado por Jorge Rausch, dónde se pretende encontrar un equilibro entre lo nutricional y lo sabroso. “Llegarán menús que son familiares, sabrosos y que calóricamente tengan el aporte adecuado”, apuntó.

El plato tiene que ser colorido, nuticionalmente cumplir y sobre todo, ser sabroso.

Finalmente, dentro de las novedades que presentará la Secretaría de Educación en los próximos meses está la Reforma a las recetas de la comida caliente, ya que como lo aseguró María Victoria, “no solo queremos que los niños se nutran, si no que tengan una satisfacción a la hora de consumir los alimentos”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO