Rajoy: “No amenazamos con muertos en las calles”

17 de noviembre del 2017

El presidente español se refirió a acusaciones de independentistas.

Rajoy

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, negó este viernes las acusaciones de la líder independentista Marta Rovira, secretaria general de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que dijo haber recibido amenazas de Madrid sobre la posibilidad de desatar “violencia extrema” con “muertos en las calles” si no paralizaba el proceso de ruptura con España.

“Es una absoluta vergüenza y no hay calificativo que tenga yo para aplicar a esa información”, dijo Rajoy en declaraciones a la prensa desde Gotemburgo, donde se encuentra para participar en la Cumbre Social de la Unión Europea sobre empleo y crecimiento.

En opinión del jefe del Ejecutivo español, las acusaciones de Rovira son “absolutamente falsas” además de “una enorme mentira” y “una vergüenza”. Rajoy calificó como “intolerable” la acusación porque “en la vida no vale todo”.

Este viernes, Rovira afirmó que el Gobierno español amenazó con “violencia extrema” y “muertos en las calles” si no se ponía fin al proceso separatista

“El Gobierno español, a través de múltiples fuentes, nos amenazó con muertos en las calles”, dijo la líder independentista durante una entrevista concedida a la radio RAC1.

Según su relato, autoridades del Estado español dijeron a los líderes catalanes que “habría sangre” y que pasarían de utilizar pelotas de goma a usar balas de verdad contra los manifestantes independentistas.

“Esto de la violencia nos llegó de muchas fuentes diferentes, contrastadas y fiables. Se nos informaba que estaban entrando armas en Cataluña y que el Ejército estaba viniendo”, añadió Rovira.

Durante su entrevista, la dirigente independentista rechazó la posibilidad de revelar cuáles eran esas fuentes, aunque apuntó que la procedencia de esta información puede ser revelada en un futuro.

Según datos el Gobierno catalán, un total de 1.066 personas fueron atendidas por los servicios sanitarios tras las cargas policiales durante el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre, que se celebró pese a la prohibición del Tribunal Constitucional de España.

Los agentes tenían órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para retirar el material electoral de los diferentes centros de votación, pero en la mayoría de ellos los participantes en la consulta mostraron resistencia pacífica e impidieron su acceso a los recintos, lo que en algunos casos fue respondido con cargas policiales.

Del total de atendidos, siete personas recibieron un pronóstico grave, siendo los más destacados los casos de un hombre que perdió la visión en un ojo tras recibir el impacto directo de una bala de goma y el de un hombre que sufrió un infarto durante una carga.

Por su parte, el Ministerio del Interior de España asegura que los sucesos del 1 de octubre dejaron contusionados a un total de 431 agentes, aunque sólo 40 recibieron atención médica.

En las últimas semanas, múltiples actores de distintos sectores de la élite independentista aseguraron que el Gobierno catalán no puso en marcha un proceso constituyente tras la proclamación de la república catalana por no disponer de herramientas para evitar que las fuerzas y cuerpos de seguridad de España impusieran un escenario de violencia.

Con información de Sputnik.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO