¿Qué le está pasando al Metro de Medellín?

Cortesía

¿Qué le está pasando al Metro de Medellín?

13 de marzo del 2018

Nuevamente una falla de energía en una catenaria dejó sin servicio a cuatro estaciones del Metro de Medellín. Esta vez, el problema duró tres horas en resolverse y es la sexta vez, en menos de un mes, que se presenta una dificultad de estas, afectando especialmente a los usuarios que requieren movilizarse en el Sur del Valle de Aburrá.

Tomás Elejalde, gerente del Metro, volvió a dar declaraciones sobre lo que está sucediendo con el sistema de transporte, que ya preocupa a los ciudadanos. Afirmó que la última falla en la catenaria se presentó en la zona de la estación Industriales, y que, en esta oportunidad, la catenaria no se rompió, sino que se destempló.

Además, aprovechó para desestimar otra vez que las constantes fallas en el metro sean por mantenimiento, aunque sí indicó que el problema es bastante complejo desde el punto de vista técnico porque puede que se esté presentando por tres factores, que aunque aún están en estudio.

El primero de ellos sería el sobrevoltaje en la catenaria por el sistema de pararrayos. El segundo, se estaría presentando por las condiciones de ese sector en la ciudad, pues Elejalde aseguró que las construcciones en esta zona y los cambios en el entorno de las catenarias estarían afectado también el cableado.

Por último, explicó que el Metro está expuesto a las variaciones de la Red Eléctrica Nacional, que es la que suministra la energía al sistema. Sobre esta posibilidad acotó que “si en la red hay problemas de energía, las catenarias lo pueden sentir y pueden llegar a afectar algunos equipos como los pararrayos”, por lo que las compañías energéticas como Empresas Públicas de Medellín -EPM-, Isagen y otras más,  entran en la investigación que se adelanta de la mano de la Universidad Pontificia Bolivariana -UPB- para determinar la causa de los daños.

Sobre un posible sabotaje, Elejalde aseguró que las causas están siendo investigadas por las autoridades competentes y cuando se tengan los resultados se determinará si la falla fue provocada.

Metro de Medellín necesita más líneas para mitigar el impacto en las fallas

Pese a que en el último año a la ciudad han llegado 20 nuevos trenes, esto termina siendo contraproducente, según Elejalde, porque demandan mayor energía de la Red Eléctrica Nacional, y también podrían inducir a la falla.

Por eso, aseguró que al Valle de Aburrá le falta tener una red más robusta, con sistemas de capacidad similares a las del metro y que al día de hoy no se tienen, especialmente en el sur, donde no se cuenta sino con las rutas integradas y alimentadoras y la Línea A para movilizar pasajeros.

En otras zonas de la ciudad hay Metrocable, Metroplús, Línea B, que se conecta con el norte, y buses alimentadores que mitigan un poco más el impacto cuando se presentan fallas.

También reseñó que todo el sistema funciona como una red completa, y al momento de faltar elementos, todo se limita, debido al colapso que se forma, y aunque todos se pueden movilizar, es evidente que se incrementan los trayectos y los gastos para los ciudadanos.

Por eso, sobre los gastos que deben hacer los pasajeros del metro, informó que hay ” unos esquemas para poder devolver el dinero del pasaje a los usuarios afectados en este tipo de casos”.