USD $315 millones destinados para la reducción de cultivos ilícitos

Foto: Presidencia

USD $315 millones destinados para la reducción de cultivos ilícitos

2 de noviembre del 2017

Colombia y la ONU suscribirán un proyecto, cuya vigencia será de cuatro años, que permitirá fortalecer el monitoreo a la reducción de cultivos ilícitos en el país.

Para acelerar el proceso de sustitución, el consejero presidencial para el postconflicto, Rafael Pardo y el Director de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Yuri Fedotov, se reunirán en Viena, Austria, para verificar la política de cultivos ilícitos que se viene implementando en Colombia y firmar el proyecto Col W40 que se encargará de implementar programas de desarrollo sostenible en las zonas más afectadas por la presencia de cultivos de coca.

Pardo informó que este programa canalizará recursos por más de 315 millones de dólares. “Suscribir este proyecto es un gran avance en la implementación del punto cuatro del Acuerdo de Paz y nos reitera la necesidad de aunar esfuerzos para fortalecer la puesta en marcha de los programas de sustitución voluntaria y erradicación de cultivos ilícitos”, dijo el alto consejero presidencial.

Adicionalmente, Pardo agregó que el proyecto Col W40 es el más grande de la historia de Colombia con UNODC. La neutralidad de las Naciones Unidas garantizará el monitoreo, evaluación y seguimiento de la erradicación de cultivos ilícitos.

Para el Gobierno colombiano y la Agencia de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), son prioridades ineludibles la reducción de cultivos ilícitos y garantizar de manera integral el desarrollo social y económico de los territorios con presencia de estos cultivos.

Cabe mencionar que uno de los retos más grandes para el Gobierno en el marco del posconflicto, tiene que ver con la sustitución de cultivos de coca en zonas en las que se registró presencia de las Farc y que ahora por cuenta de las dinámicas generadas por la firma de los acuerdos de La Habana, se está presentando una fuerte ausencia de poder y está siendo aprovechada por bandas criminales o disidencias de las Farc.