Reducción de la deuda e impulso al ferrocarril, logros de la gestión de Luis Pérez

Reducción de la deuda e impulso al ferrocarril, logros de la gestión de Luis Pérez

22 de febrero del 2017

En la rendición de cuentas que hizo el Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, ante la Asamblea Departamental, el mandatario regional habló sobre los logros de su administración en infraestructura, salud y transparencia durante la gestión de 2016.

En su intervención, lo primero que destacó el mandatario regional fue la reducción de la deuda. De un billón 437.000 millones, pasó a un billón 320.000 millones de pesos.

“Es una deuda muy alta, logramos bajarla en 117.000 millones. Tenemos que buscar que no siga creciendo mientras sube el presupuesto, para poder tener capacidad de endeudamiento”, afirmó el gobernador.

Pérez Gutiérrez destacó además la reducción en el gasto de funcionamiento, llegando a un nivel histórico en ocho años de 35.76%. “La meta de mi gobierno es no crecer nada en gastos de personal. Los dineros del Estado deben ir a la inversión para ayudar a resolver los problemas de la gente no a temas administrativos”, comentó el funcionario.

Lea también: Luis Pérez quiere llevarse la Fábrica de Licores de Antioquia para Bello

Con más ingresos y menos gastos, Gutiérrez aseguró que se superaron los problemas económicos con los que inició su administración. “Las dificultades se superaron: La Fábrica de Licores de Antioquia vendió 450.000 millones de pesos más que en el año anterior, en septiembre se certificó el cumplimiento del plan de ajustes y no nos bajaron de categoría, lo que nos permite acceder a créditos”.

El gobernador contó que de los 4 billones 96.000 millones de presupuesto, en 2016 se logró una ejecución del 87%.

El Ferrocarril de Antioquia

Uno de los proyectos más importantes el plan de desarrollo de Luis Pérez es revivir el Ferrocarril de Antioquia para el transporte de pasajeros, carga y residuos.

Al respecto, el mandatario regional contó varios avances: “La asamblea ya aprobó una ordenanza para arrancar con sociedades para construir el Ferrocarril. La primera de ellas se constituyó entre la Alcaldía de Medellín, el Idea, la Gobernación y el Metro”.

Le puede interesar: Municipios de Antioquia conectados con nuevos puntos de wifi gratis

También fueron entregados 317 kilómetros de vías férreas entre Felisa y Puerto Berrío que empezarán a ser intervenidos y fueron autorizados los rediseños del proyecto Parques del Río, en la capital antioqueña, para que el tren pueda pasar por ese sector de la ciudad.

Otro avance, contó Pérez, es que la Agencia Nacional de Infraestructura ya aprobó el estudio de prefactibilidad de la vía férrea entre Caldas y Barbosa.  “Con eso tenemos la llave para abrir la licitación del diseño definitivo y contar con ellos para antes de que termine este año.  Así podremos saber cuáles son los inversionistas que quieren participar en este proyecto”, afirmó durante la presentación.

Las vías campesinas

Otro de los proyectos ambiciosos de la administración de Luis Pérez es la pavimentación de 1.000 kilómetros de vías campesinas que permitan el desarrollo de las zonas más alejadas de Antioquia.

Durante 2016, aseguró el gobernador, fue posible pavimentar 209 kilómetros de 216 contratados, y ya están aprobados los contratos para sumar 202 kilómetros más a este proyecto. Durante 2017 se espera culminar 100 kilómetros más, logrando un total de 518 kilómetros habilitados.

“Esto no es solo echar cemento sino que estamos recuperando los convites y la participación ciudadana. Es una estrategia de buen gobierno”, afirmó el mandatario.

Más infraestructura

Otro gran propósito es construir 320 kilómetros de bulevares y ciclovías para unir los municipios de las subregiones de Occidente, Oriente y Urabá.

Además, con alianzas público privadas, la Gobernación también logró una inversión de 1.2 billones de pesos para la ampliación de la vía Marinilla – Peñol – Guatapé, la construcción de 13.5 kilómetros entre Altos de las Palmas – El Tablazo y el tramo Puerto Berrío – Remedios.

El gobernador habló de la inversión de 60.000 millones de pesos para el fortalecimiento de la red de salud del departamento con la construcción de un Hospital Mental, la revitalización del Hospital La María como un centro especializado para el tratamiento del cáncer de seno y de útero, el mejoramiento del centro médico de Caucasia y la contratación de diseños para el hospital de Caldas.

Aseguró que el desembolso de 124.000 millones de pesos permitió destrabar las obras del Túnel del Toyo, que busca facilitar el desarrollo del “mar de Antioquia” en la subregión del Urabá y el apoyo a la construcción de tres puertos en esta zona. El primero de ellos es puerto Antioquia.

“Debemos buscar que los empresarios se organicen para lograr sacar a los ilegales. Vamos a conquistar el mar de nuestro departamento”, afirmó Pérez.

Anunció, además, la inversión de recursos de regalías en la recuperación de las playas de Urabá.

Proceso de Paz

En su intervención, Pérez Gutiérrez destacó la activa participación de la Gobernación en todo lo relacionado con el proceso de paz y la vigilancia permanente que se ha hecho a las zonas de concentración y a las de normalización.

Reseñó que en las zonas veredales de normalización hay 963 guerrilleros y, entre ellos, hay 14 mujeres embarazadas, 34 discapacitados y 26 menores de edad. “En Dabeiba hay 232; en Ituango, 239; en Anorí, 127; en Remedios, 158, y en Vigía del Fuerte, 207”, especificó.

Pérez destacó que en las zonas de Anorí y Vigía del Fuerte es donde los campamentos están más avanzados, con un porcentaje de ejecución de obras del 60%, pero criticó que en los demás falte celeridad en el acondicionamiento de los espacios.

Finalmente el mandatario no desaprovechó la oportunidad para referirse al tema de Belén de Bajirá. Criticó duramente al Instituto Agustín Codazzi por incrementar las tensiones entre Antioquia y Chocó con la publicación de un mapa en el que el corregimiento quedó ubicado en territorio chocoano.

“El Instituto está creando un caos irresponsable en el país”, fueron las palabras más suaves del gobernador que calificó la actitud del IGAC como “de patanes”.