Congreso argentino aprueba polémica reforma pensional

19 de diciembre del 2017

Se registran fuertes manifestaciones en el país

Congreso argentino aprueba polémica reforma pensional

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este martes la controversial ley previsional que venía debatiendo desde hace varios días y cuya votación tuvo que interrumpir debido a los graves disturbios registrados en las inmediaciones del Congreso, informó el órgano legislativo.

“En el marco del periodo de sesiones extraordinarias, la Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 128 votos afirmativos, contra 116 negativos y 2 abstenciones, el proyecto de reforma previsional impulsado por el Poder Ejecutivo”, informó la cámara baja en su sitio web.

El proyecto fue aprobado aproximadamente a las 7:00 hora local (10:00 GMT), tras 12 horas de debate en las que se registraron fuertes choques entre las fuerzas de seguridad y algunas decenas de manifestantes de los miles que se habían congregado en las inmediaciones del Congreso en rechazo a la ley.

Los disturbios dejaron decenas de heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, así como más de 100 detenidos, informó el diario Página 12.

Asimismo, en la noche del lunes, miles de personas realizaron espontáneos “cacerolazos” (protestas con cacerolas) en varios puntos de la capital argentina, según constataron algunos medios locales.

A su vez, la Confederación General del Trabajo (CGT) convocó a un paro general para este martes, que afecta principalmente a los servicios de transporte público.

El oficialismo, que no tiene mayoría en la cámara baja, contó con los votos de legisladores peronistas que representan a gobernadores opositores que negociaron con el Gobierno el voto a la reforma en el marco del llamado Pacto Fiscal entre la administración central y las provincias.

La reforma propuesta cambia la fórmula por la cual se aumentan de manera automática las pensiones.

Hasta ahora, estas se modifican cada semestre, en marzo y en septiembre, en virtud de la ley de movilidad jubilatoria aprobada en 2008, por la cual los aumentos dependen de los ingresos tributarios y de los incrementos de los salarios de los trabajadores registrados.

En cambio, la propuesta del oficialismo es realizar trimestralmente los aumentos y calcularlos mediante una fórmula que tome como base la inflación en un 70 por ciento y la variación salarial en un 30 por ciento.

Este mecanismo afectará también la manera en la que se calculan otros beneficios sociales, como la asignación universal por hijo y las pensiones a ciertos sectores, como los veteranos de la Guerra de las Malvinas (1982).

El texto, ya aprobado en el Senado hace una semana, también autoriza al empleador a intimar al trabajador a que se jubile.

Con información de Sputnik

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO