Dos años de la Procuraduría en cabeza de Carrillo

23 de enero del 2019

“No va a haber intocables en la lucha contra la corrupción”, dijo.

Dos años de la Procuraduría en cabeza de Carrillo

Fotografía: Ana María Moya - KienyKe

La lucha contra la corrupción y la defensa de los derechos fundamentales son las mayores preocupaciones de la Procuraduría General de la Nación, así lo afirmó el procurador Fernando Carrillo, quien este miércoles 23 de enero en la ciudad de Cartagena realizó la rendición de cuentas de los dos años de su gestión al frente de esa cartera.

Carrillo mencionó que el principal foco de la entidad es perseguir las acciones corruptas y sancionar a quienes incurren en estos actos, así como estar en permanente contacto con las comunidades y “tratar de modernizar una institución anclada en el pasado, en el uso de las herramientas para buscar la transparencia”.

“En estos dos años hemos sido guardianes de lo público”, manifestó Fernando Carrillo.

Aseguró que en este tiempo, desde la Procuraduría se fortalecieron acciones preventivas para evitar “la mala gestión” y se impusieron sanciones ejemplarizantes a servidores públicos y particulares que “administraban indebidamente los recursos del Estado” desde sectores, como: la salud, la gestión pública y la educación.

“Se hicieron 1.233 sanciones a servidores públicos en cargos de elección popular. Entre ellos: 662 concejales, diputados y ediles; 550 alcaldes y 21 gobernadores”, explicó.

Respecto al escándalo de corrupción de Odebrecht, dijo que gracias a la acción popular interpuesta por la Procuraduría se emitió un histórico fallo que inhabilitó a la firma por 10 años para celebrar contratos con entidades oficiales y que gracias a su intervención, se le impuso una multa de 260 millones de dólares para indemnizar a los colombianos.

En esa medida, el funcionario aseguró que es necesario evitar que se cometan estos actos corruptos y que por eso uno de los principios fundamentales que ha tenido en este transcurso el Ministerio Público “son las acciones de carácter preventivo”.

Respecto a la corrupción en la vía política, Carrillo aseguró que se debe hacerse un gran acompañamiento a las jornadas electorales que se llevarán a cabo este 2019, debido a que alertó sobre la irregularidad en los recursos:

“Yo estoy convencido que toda la ciudadanía tiene que montar guardia al rededor de esto. Aquí estamos de cara a la presencia territorial de una cantidad de organizaciones criminales que quieren hacer política. Tenemos que estar atentos. Hay que activar todas las defensas del Estado e investigar los fondos de las campañas electorales. Prendamos esa alerta roja en Colombia en ese momento”.

Sobre las irregularidades en el Programa de Alimentación Escolar, el funcionario dijo que “este tema no termina de arreglarse” y que “seguirán enérgicos en las acciones contra los que están detrás de estos retrasos de la distribución de este servicio escolar”.

Protección a los líderes sociales

En medio de la rendición de cuentas en la que estuvo rodeado por líderes sociales de varios territorios del país, el procurador general aseguró que en lo que le queda de su gestión velará por su seguridad y que trabajará junto a ellos para que estos crímenes no se vuelvan a presentar.

Señaló que la Procuraduría fue la primera entidad en decir que sí existía sistematicidad en estos crímenes y que por eso esta protección debería ser preventiva y “no reactiva” y que deberían ser “rurales y no urbanos”, teniendo en cuenta la condición de género y étnica.

“Deben ser esquemas de protección que cubran las necesidades particulares de los territorios de Colombia. Uno no puede brindarle el mismo esquema de seguridad de chaleco antibalas, teléfono y carro blindado a un líder sindical en un territorio en el que se requiere de una protección colectiva”, afirmó.

En tema de reparación a las víctimas del conflicto, aseguró que la institución ha estado presente en el proceso que se ha llevado a cabo en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y que ha hecho un seguimiento riguroso a la implementación del Acuerdo de Paz.

“Al principio nos preguntaban ¿qué tenía que hacer la Procuraduría ante la JEP? y nosotros les respondimos que teníamos que estar ahí para defender los derechos de las víctimas y para entender qué fue lo que pasó en el conflicto”, manifestó.

Según Carrollo, la Procuraduría seguirá andando bajo los principios del respeto por la Constitución, la necesidad de hacer respetar los derechos de las víctimas y “trabajar con los pies en los territorios para desbogotanizar a la Procuraduría”.

Asimismo, contó que en estos dos años, entre otros aspectos, la institución se destacó por investigar a particulares que ejecutaron recursos públicos, por hacer de las acciones populares una herramienta para proteger los bienes públicos, armar una alianza con el Sistema Interamericano de Derechos  Humanos y darle más participación a la mujer.

“Sobrepasamos el 50% de funcionarias, que son un orgullo para la Procuraduría”, manifestó.

Finalmente, en medio de los detalles de su rendición de cuentas, Carrillo sostuvo que: “La garantía y la defensa de los derechos es nuestra prioridad. Es en nuevo nombre de la paz, no va a haber intocables en la lucha contra la corrupción”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO