Renuncia arzobispo de Mineápolis (EE.UU.) por casos de pederastia

Renuncia arzobispo de Mineápolis (EE.UU.) por casos de pederastia

15 de junio del 2015

El arzobispo de Mineápolis, John Nienstedt, y un obispo asistente renunciaron este lunes tras divulgarse un informe de la Fiscalía de Minesota (EE.UU.) que acusaba a la archidiócesis de ignorar y gestionar de manera inadecuada quejas de casos de pedofilia. Lea también: Caracol responde a la furia de los católicos

Nienstedt y el obispo asistente Lee Piché denunciaron, asumiendo responsabilidades por la acusación, pese a no haber sido señalados individualmente por la Fiscalía.

A comienzos de este mes, fiscales del estado de Minesota acusaron a la archidiócesis de Mineápolis y Saint Paul por la gestión de las denuncias de pederastia por parte del clero a su cargo.

Los fiscales aseguraron que las autoridades eclesiásticas en la archidiócesis dieron la espalda a los repetidos informes de abusos sexuales en el caso de dos párrocos, que fueron condenados por abusar de dos menores.

En un comunicado, Nienstedt explicó que ha dimitido “para permitir un nuevo comienzo en la archidiócesis en medio de los muchos desafíos a los que se está enfrentando”.

“Mi liderazgo ha desviado, desafortunadamente, la atención de las buenas obras de la Iglesia y de aquéllos que la guían”, añadió el arzobispo.

El papa Francisco aceptó la dimisión, según explicó el arzobispo en su comunicado de renuncia.

La dimisión se da cinco días después de que el papa aprobara la creación de un tribunal para juzgar a los obispos que oculten casos de pedofilia de miembros de la Iglesia