Renunció el viceministro más guapo del Gobierno

13 de marzo del 2018

Luis Ernesto Gómez trabajará con el candidato presidencial Humberto de La Calle.

Renunció el viceministro más guapo del Gobierno

Se puede decir que el antioqueño Luis Ernesto Gómez, ha sido el viceministro del Interior más guapo que ha tenido el Gobierno en los últimos años. Gómez trabajará en la campaña presidencial de Humberto de La Calle como estratega de comunicaciones y movilización.

A través de su cuenta de Twitter, agradeció al presidente Juan Manuel Santos y al ministro de Interior Guillermo Rivera por la confianza depositada y por permitirle servir al país.

Gómez ya había ocupado el cargo de Viceministro tiempo atrás pero en el Ministerio del Trabajo en Empleo y Pensiones. En este cargo impulsó el programa ’40 mil primeros empleos’ y la Ley Projoven (ley 1780) que eliminó el requisito de la libreta militar para trabajar y creó incentivos tributarios y financieros para el emprendimiento y la empleabilidad juvenil.

Además fue Director General del Servicio Público de Empleo, cargo al que llegó desde su creación en el 2013, después de haber formado parte del equipo que promovió el trámite legislativo y su implementación.

Con este perfil uno se imaginaría un joven caminando por los pasillos del Casa de Nariño con corbata, vestido de paño y zapatos lustrados. Pero ese no es su estilo. Dejando a un lado su carisma y atractivo, Luis Gómez fue famoso por usar tenis en todo momento.

Asimismo, el economista y politólogo de la Universidad Humboldt de Berlín con maestrías en ciencia política de esa Universidad y en administración pública del London School of Economics logró que los animales de Santa Marta contaran con una Política Pública de protección y bienestar.

También recuperó un refugio de abuelos en Bogotá y se obtuvo una salida concertada entre la comunidad y las autoridades de Tabio, Cundinamarca, para impedir el cierre de la Fundación AnimaLove que garantizó la protección de los 286 perros y 26 gatos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO