Rescatan cuerpos de las ocho víctimas de accidente de avioneta

Rescatan cuerpos de las ocho víctimas de accidente de avioneta

2 de mayo del 2017

Los cuerpos de los ocho fallecidos en el accidente de un avión militar que cayó este lunes en el cerro de Manjui, en el municipio de Facatativá, cercano a Bogotá, fueron rescatados informaron los bomberos.

“Ya las ocho personas fueron recuperadas y están siendo identificadas por el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía. Los cuerpos están siendo movilizados al municipio de Facatativá”, afirmó el capitán Álvaro Farfán, de los bomberos de Cundinamarca, departamento al que pertenece esta localidad.

Una vez concluya la identificación, los cadáveres serán trasladados a Medicina Legal en Bogotá, y luego de los homenajes militares se les enviará a sus lugares de origen.

Las víctimas mortales son cinco miembros del Ejército y tres civiles que viajaban en un Cessna Caravan 208 que había despegado de Tolemaida, la principal base militar del país, situada en el departamento del Tolima, con destino al aeropuerto de Guaymaral, en el norte de Bogotá.

El aparato se accidentó por causas que aún se desconocen a las del lunes, según informó el Ejército en un comunicado, y sus restos fueron hallados en el cerro Manjui en Facatativá, a unos 60 kilómetros de Bogotá.

La aeronave quedó suspendida en la parte alta de unos árboles, lo que impidió el rescate de los cuerpos ayer mismo por el riesgo de la zona para los socorristas, manifestó Farfán.

El comandante de la División de Aviación de Asalto Aéreo del Ejército, general Emiro José Barrios Jiménez, dijo que hasta el momento “se desconocen las causas del siniestro” y que un grupo especializado investiga los hechos.

Agregó que el piloto, el mayor Jefferson Parada Ramírez, tenía suficiente experiencia con más de 2.000 horas de vuelo y que el avión, como “todas las aeronaves del Ejército, cumplía con los protocolos de rigor” en materia de mantenimiento y seguridad.

A bordo viajaban además otro piloto, el teniente Carlos Narváez Lineros, y el sargento Segundo Iván Darío Herrera Castillo, como tripulante de vuelo.

También murieron el teniente coronel Rafael Gómez Caraballo y el cabo primero Andrés Morales Quintero, así como tres civiles: Mónica Pineda Cañon, Karen Maldonado Veloza y Leidy Tatiana Vargas.