¿Quién es y cuáles son los retos del nuevo director de Icetex?

¿Quién es y cuáles son los retos del nuevo director de Icetex?

16 de diciembre del 2017

Con la renuncia del anterior director de Icetex, Víctor Alejandro Vanegas fue designado como nuevo director de esa entidad.

Este profesional, economista de la Universidad Nacional de Colombia, ha sido asesor en temas de educación de Microsoft Colombia y consultor del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario, además se ha desempeñado como miembro del Consejo Directivo de Instituciones de Educación Superior como el Tecnológico de Antioquia, el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, el Instituto Tecnológico de Medellín y el Colegio Mayor de Bolívar, entre otros.

Retos del nuevo director del Icetex

Entre los principales retos del nuevo director Vanega está revisar la situación de alrededor de 403.000 deudores de créditos en todo el país y solucionar la situación financiera de 47.700 que se consideran como morosos.

Según una investigación, sería en total 48.000 colombianos los que tienen hoy problemas para pagar sus deudas con la entidad,  además, muchos de ellos denuncian hostigamientos, llamadas amenazantes y reportes en las centrales de riesgos.

Otro de los grandes retos es analizar los altos costos en las tasas de intereses que muchos beneficiarios de la entidad han denunciado durante los último meses, además de consolidar las relaciones de la entidad con las universidades e instituciones educativas para lograr convenios y alianzas que beneficien a todos los estudiantes del país y les brinden mejores alternativas de financiación.

Otro de los retos que tendrá Víctor Alejandro Vanegas será fortalecer el programa de becas implementado por el  Gobierno Nacional ‘Ser Pilo Paga’, y aumentar la inversión en el sector educativo buscando mecanismos de inclusión social.

Actualmente, el Icetex cuenta con 630.000 beneficiarios activos, de los cuales el 92% hacen parte de estratos 1, 2 y 3.

El presupuesto que ha invertido esta entidad para la financiación de la educación superior se calcula en $2.9 billones, es por eso que muchos sectores piden al gobierno mayor inversión para la educación, pero que estos jóvenes no terminen convertidos en esclavos de un crédito educativo