Estos militares prepararán cese al fuego bilateral con las FARC

2 de marzo del 2015

“Esto le dará confianza al proceso”.

Humberto de la Calle, Kienyke

El jefe de los negociadores del Gobierno de Colombia, Humberto de la Calle, afirmó este  lunes que la participación de seis altos mandos militares en el proceso de paz que se desarrolla en La Habana con las FARC “sólo debe darle confianza y tranquilidad al pueblo colombiano”.

“Es entre los hombres que han vivido la guerra los que ayudarán a construir el tránsito hacia la paz”, indicó De la Calle en una declaración divulgada en la capital cubana por su equipo de prensa.

Esta semana llegarán a La Habana seis altos mandos militares colombianos para participar en la Subcomisión del Fin del Conflicto, un mecanismo ideado como parte del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC para preparar el cese al fuego bilateral y definitivo y el abandono de las armas por parte de la insurgencia.

Esta subcomisión, que empezará sus sesiones el jueves cinco de marzo, trabajará en paralelo a las discusiones de la Mesa de Conversaciones entre el Gobierno y la guerrilla, de manera que esa subcomisión “no constituye una instancia de negociación”, recuerda De la Calle en su declaración.

Los militares que llegarán mañana a La Habana son los brigadieres generales del Ejército Nacional Martín Fernando Nieto y Alfonso Rojas Tirado; el brigadier general del Aire Oswaldo Rivera; el contralmirante de la Armada Nacional Orlando Romero, y el brigadier general de la Policía Nacional Álvaro Pico.

El grupo está coordinado por el general Javier Flórez, quien lidera el equipo encargado de la subcomisión técnica del fin del conflicto por parte de la delegación de paz del Gobierno.

“Como ha ocurrido en otros procesos de paz en el mundo, por ejemplo en El Salvador, la presencia de militares activos enriqueció el debate alrededor de los temas propios del conflicto”, recuerda Humberto de la Calle en su declaración.

Por otra parte, De la Calle indica en su nota que en la noche del domingo terminó la visita a los negociadores colombianos del enviado del Gobierno de EE.UU, Bernie Aronson, que se reunió por separado con los equipos del Gobierno y de la guerrilla.

“Hablamos del estado actual del proceso, los avances y los desafíos”, indicó De la Calle, quien destaca que la visita de Aronson a La Habana “refleja el compromiso de Estados Unidos con la búsqueda de la paz en Colombia”.

También recuerda que Aronson “no es parte” de la mesa de negociaciones, ni del diálogo entre las dos partes.

“Su papel será conocer de primera mano los avances de las conversaciones”, señala el jefe de los negociadores del Gobierno.

*Con información de la Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO