Revive escándalo de corrupción en El Vaticano

1 de abril del 2016

Donaciones para un hospital se usaron para remodelar apartamento de un cardenal.

Revive escándalo de corrupción en El Vaticano

Según el periódico italiano L’Espresso, el Vaticano abrió una investigación para determinar si cerca de 200.000 euros, que había recibido la Iglesia como donación para el Hospital Pediátrico Niño Jesús, fueron invertidos en la remodelación del apartamento personal del cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de la Santa Sede durante el pontificado de Benedicto XVI.

Para los arreglos de la residencia del prelado, ubicada dentro del Vaticano,  se habrían invertido unos 422.000 euros. El problema es que cerca de la mitad de esta suma podría haber salido de unas donaciones que se habían recibido para el mencionado centro de salud.

Lea también: Tarcisio Bertone desata polémica por su nueva vivienda de lujo.

Bertone, inicialmente, no está vinculado con la investigación, en la que se indaga el actuar de dos exdirectivos del hospital, su expresidente Giuseppe Profit y el extesorero Massimo Spina, señaló un vocero del Vaticano.

De acuerdo con el rotativo italiano, la justicia vaticana cuenta con cartas en las que el cardenal le agradece a los dos directores del centro médico por la contribución que realizó la Fundación Niño Jesús para la remodelación de su apartamento. Estos documentos desvirtuarían las declaraciones que, hace dos años, entregó Bertone negando esas relaciones y, posteriormente, aseverando que le devolvería 150.000 euros, de su bolsillo, a la entidad.

Michele Gentiloni, asesor del prelado, salió al paso de las informaciones tras la confirmación de la apertura de la investigación: “(Bertone) nunca ha autorizado a la Fundación Niño Jesús para que realice pago alguno relacionado con el apartamento en el que vive y que es propiedad del Vaticano”.

En el artículo publicado por L’Espresso se afirma que los jueces de la Santa Sede acusan a Profit y Spina por los presuntos delitos de malversación, apropiación y uso ilícito de dinero y, entre los documentos que soportan la publicación incluyen el mencionado intercambio de mensajes entre el expresidente del hospital y el cardenal.

Los periodistas que firman la publicación son Emiliano Fittipaldi y Gianluigi Nuzzi, el primero de los cuales está en la mira del Vaticano desde que publicó algunos escritos en los que hacía referencia a los malos manejos de la economía del Estado más pequeño del mundo.

En entrevista concedida al ‘Corriere della Sera‘, Bertone recordó que el apartamento es de propiedad del Vaticano y que no considera que éste sea de gran tamaño, teniendo en cuenta que lo comparte con tres monjas y un secretario. Además, el prelado afirmó que en ese espacio no hay lujos, al tiempo que agregó que a su terraza tienen acceso los demás vecinos.

Si los jueces deciden vincular al cardenal en la investigación, él sólo podría ser juzgado por el Tribunal de Casación, máxima organización de la justicia vaticana.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO