Creciente súbita del río Guatapurí pone en alerta al Cesar

7 de mayo del 2017

Cinco departamentos están en alerta roja por lluvias. El presidente Santos pidió no bajar la guardia.

río guatapurí

Una creciente súbita del río Guatapurí puso en alerta máxima a los pobladores, autoridades y entidades de Valledupar y el departamento del Cesar.

Alarmas por el río Guatapurí

El hecho fue detectado en la tarde de este sábado por una de las estaciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), que recomendó a las comunidades ribereñas estar atentas a los cambios que pueda presentar el afluente en las próximas horas.

Para evitar emergencias los organismos de socorro también han hecho un llamado a los pobladores, con el fin de que abandonen los lugares cercanos al río Guatapurí.

Cabe resaltar que la Procuraduría envío una solicitud a las autoridades del Cesar con el fin de que se tomen las medidas necesarias para recuperar el río, impactado por la contaminación.

En imágenes y videos difundidos a través de redes sociales se observa la magnitud de la situación.

Lluvias en Colombia alcanzarán su pico máximo la próxima semana

Sin embargo, la del río Guatapurí no es la única alerta. En las últimas horas el presidente Juan Manuel Santos les pidió a los alcaldes y gobernadores no bajar la guardia frente al invierno, teniendo en cuenta que la segunda semana de mayo alcanzarán su pico máximo en el territorio nacional.

Según explicó, las precipitaciones dejan hasta el momento 267 eventos de emergencia en 192 municipios del país.

De hecho, cinco departamentos están en alerta roja. “Son Risaralda, Caldas, Quindío, Chocó y Huila, que han tenido también una situación bastante crítica en materia de saturación del terreno por causa de las lluvias”, señaló el mandatario en Cali.

Tragedias como la de Mocoa y la de Manizales, sumadas a otras emergencias ocurridas en lo corrido del 2017 dejan más de 15.300 familias afectadas, 370 muertos y 76 desaparecidos. Unas 900 viviendas han sido destruidas cerca de 60 acueductos han resultado con daños.

“La situación de lluvias va a encontrar su pico la semana entrante, pero se va a prorrogar hasta junio. Y  cuando deje de llover el terreno quedará saturado y se pueden presentar deslizamientos, entonces no hay que bajar la guardia”, añadió Santos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO