Detalles del masivo robo en la iglesia La Inmaculada en Bogotá

Detalles del masivo robo en la iglesia La Inmaculada en Bogotá

12 de Noviembre del 2016

Sobre las 7:30 pm del jueves 10 de noviembre se llevó a cabo un masivo atraco en la iglesia La Inmaculada Concepción, ubicada en el barrio Chicó, en el norte de Bogotá. La plegaria de los feligreses se vio interrumpida por el tan inesperado hecho.

Lea También: Ofrecen recompensa por autores de atraco masivo en iglesia de Bogotá

En el lugar se encontraban 80 personas aproximadamente cuando con armas de fuego, varios hombres y una mujer, que se hicieron pasar por creyentes,  los amenazaron. En el acto se llevaron celulares, bolsos, dinero, joyas y hasta llaves de las al víctimas. No obstante, ninguna persona resultó lesionada.

En horas de la tarde del viernes 11 de noviembre, la Policía Metropolitana de Bogotá ofreció recompensa por información que permita la captura de los responsables.

Luego de las primeras investigaciones, feligreses que se encontraban el la iglesia el jueves en la noche narraron como vivieron el masivo robo.

Además:  Nuevo caso de intolerancia entre vecinos en el norte de Bogotá

“Orábamos muy a grito y creo que eso los amedrentó un poco, porque se fueron muy rápido incluso no se alcanzaron a llevar objetos de algunas de mis compañeras”, aseguró Sandra, una de las afectadas en entrevista con ElTiempo. com

El asalto ocurrido en la capilla contigua, en sector de El Chicó de Chapinero. Allí todos los jueves se reúnen un grupo de creyentes a rezar el rosario y realizar actividades religiosas.

“Era el día en que venimos a mantenernos unidos en la gracia de Dios”, afirmó Diana, otra de las feligreses.

Los asaltantes, que según testigos eran cuatro hombres y una mujer, llegaron durante las fuertes lluvias que se apoderaron de Bogotá en la noche del jueves, asegurando que pertenecían al grupo de la Sijin.

Le puede interesar:  ¿Policías y a la vez ladrones?

“Hacia las 7:30 de la noche gritaron que eran de la Policía Judicial. Entraron fuertemente armados y nos dijeron que nos botáramos al piso y que entregáramos las pertenencias”, aseguró otra de las creyentes víctimas del robo.

Las mujeres aseguraron que fue gracias al padre nuestro que repetían en voz alta lo que hizo que los ladrones se fueran. Hubo feligreses que no le hurtaron nada.

Frente al riesgo de ser heridos con las armas que portaban, las feligreses se agruparon a los lados laterales de la iglesia, y siguieron oran. do “Cuando vimos las armas supimos que se trataba de un atraco. Nos dijeron que no volteáramos a mirar. Fue una situación que nos abrumó mucho. Se llevaron mi bolso”, agregó una testigo.

El asalto no duro más de cinco minutos, tiempo suficiente para robar a 17 de las casi 80 que se encontraban en la Inmaculada. Los ladrones portaban camisas de la Selección Colombia.

“Salimos corriendo a la parte de adelante del salón. Nos decían que les entregáramos los celulares, que nos quitáramos las joyas. Salieron corriendo y dejaron una bolsa con las carteras que se habían robado”, agregó Sandra.