Domiciliarios de Rappi intentaron robar apartamento

8 de marzo del 2019

El celador del conjunto resultó gravemente herido.

Domiciliarios de Rappi intentaron robar apartamento

foto: shutterstock / rappi

Dos hombres, aparentemente trabajadores de la aplicación Rappi, intentaron robar un apartamento en el norte de Bogotá, en la localidad de Usaquén. Los delincuentes dejaron al celador del edificio gravemente herido.

Según relataron los afectados, el hombre que solicitó el domicilio llegó a su casa a las 7 de la noche del miércoles 6 de marzo. El encargo llegó sobre las 7:45 a la puerta de su apartamento, sin ningún contratiempo.

El domiciliario salió del edificio y le dijo al portero que en un momento llegaría otro domicilio para el mismo apartamento, al parecer pretendía ganar la confianza del celador y entrar sin ser anunciado. Efectivamente, tiempo después, llegaron dos domiciliarios con la maleta de Rappi a entregar un presunto encargo.

En ese momento el celador del conjunto se alertó, y decidió llamar al apartamento para confirmar la información. El propietario contestó y después de que el celador le dijera que había otro domicilio de Rappi, se escuchó a través del teléfono un escándalo con gritos y groserías que terminó al colgarse la llamada.

El propietario decidió bajar a la portería por lo que había escuchado, abrió la puerta y vio que uno de los rappitenderos tenía encañonado con un arma de fuego al celador del edificio, mientras el otro estaba armado con un cuchillo. Tan pronto ingresó a la escena uno de los tenderos dirigió el arma contra él y le dijo que se calmara.

El celador, al verse liberado, se abalanzó contra el delincuente para quitarle el arma y evitar el robo. En ese momento, el otro domiciliario al ver que se había truncado el robo, le propinó una puñalada en la espalda al celador, dejándolo gravemente herido, y le arrancó una cadena del cuello al propietario. Luego los delincuentes huyeron del lugar.

Según los vecinos, el celador se encuentra hospitalizado por las heridas recibidas. Mientras la comunidad se encuentra en alerta por los hechos violentos sucedidos en esa exclusiva zona de la capital.

La aplicación Rappi informó que ya identificó el nombre de la persona que hizo el domicilio y entregó la información correspondiente a las autoridades, tan pronto conoció los hechos. “Rechazamos categóricamente el uso ilegal e inescrupuloso de nuestra marca para cometer actos delictivos de cualquier índole”, afirmó la empresa en un comunicado.

“Los rappitenderos están validados por filtros de seguridad que incluyen verificación de identidad y antecedentes judiciales y hacemos seguimientos por GPS a cada una de las órdenes que se hacen en la plataforma”, así mismo rechazó que se “empañe el esfuerzos de miles de rappitenderos que día a día facilitan la vida de millones de personas en Colombia”.

La situación de inseguridad en Usaquén

El coronel Jairo Merchán, comandante de Policía de la localidad, le informó a la líder de los entes de seguridad del barrio, Claudia Cetina, que ya fue identificado uno de los rappitenderos que participó en los hechos y están tras él para lograr su captura.

Las autoridades recomiendan hacer mucho más trabajo con los porteros, para que no abran las puertas a los tenderos hasta que no sean autorizados por los propietarios; así como tomar medidas para que no se permita el ingreso de estos a los edificios, sino que el cliente baje a la portería para recibir el domicilio.

Los vecinos y líderes de las comunidades han tomado medidas para reducir la inseguridad, como frentes de seguridad y la instalación de alarmas que se activan a través de una aplicación a la que todos los edificios pueden afiliarse. “Porque para que no pasen estas cosas habría que tener un policía por cada habitante y eso es imposible”, afirmó en diálogo con KienyKe.com la líder Cetina.

De hecho, la líder comunal asegura que su barrio “está ubicado entre los paraderos de las estaciones de TransMilenio, entonces hay una gran población flotante que circula y a medida que conocen el sector toman los atajos para poder llegar a sus puntos de trabajo y eso ha traído gente extraña al barrio y vendedores ambulantes, todo por las estaciones de transporte que están en el barrio”.

Otra vecina del sector, Claudia Ruiz,  aseguró a este medio que la inseguridad se ha incrementado en los últimos dos meses, con robos a celulares y vehículos, incluso frente a las porterías de los apartamentos. Por eso han solicitado a las autoridades un incremento en el número de agentes, dado que la localidad cuenta con un CAI en la calle 109 con Autopista Norte y los cuatro agentes que trabajan allí no dan abasto.

Así mismo, los vecinos han implementado registros para han implementado otras aplicaciones y registros para los paseadores de perros, no solo para que estén identificados, sino para que sean expertos o no maltraten a los animales. “Seguridad también es evitar que tengamos miles de recicladores caminando por nuestras calles o habitantes de calle buscando en la basura, entonces  hemos trabajado también en tener un grupo de recicladores agremiados con prestaciones de ley, carnetizados y uniformados, que los conocen en los edificios para que sean quienes recogen la basura y no sacarla a la calle”, afirmó la líder de seguridad del barrio.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO