Alcalde de Bucaramanga, nuevamente inhabilitado

8 de marzo del 2019

Esta vez fue suspendido por acusar sin pruebas a otro funcionario.

Alcalde de Bucaramanga, nuevamente inhabilitado

twittert

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, fue nuevamente suspendido e inhabilitado por la Procuraduría, esta vez el mandatario estará fuera de su cargo por dos meses. La sanción le fue interpuesta por, según el ente de control, tratar con irrespeto, sin imparcialidad y falta de rectitud a un funcionario con quien tiene relación en el servicio público.

La Procuraduría concluyó que el alcalde acusó sin pruebas a un funcionario de la alcaldía de actos de corrupción y hurto de recursos de la contratación del municipio, ante varios medios de comunicación y la ciudadanía el 17 de abril de 2017, vulnerando el derecho a la presunción de inocencia del ciudadano y causando daño en la salud del mismo.

“El alcalde calumnió al funcionario, por presunta apropiación de dineros de obras que se realizaban en la alcaldía, el 25 de septiembre de 2017, en una actividad con uniformados de tránsito, con lo que vulneró los derechos al debido proceso, y la dignidad humana del subalterno, sin la existencia de una sentencia judicial condenatoria”, dijo el organismo de control.

Además, la Procuraduría aseguró que Hernández con su actuación atentó contra la estabilidad emocional del funcionario y la de su familia, “lo expuso a amenazas al revelar su número celular ante medios de comunicación y la ciudadanía en una rueda de prensa, e incitó a la población a censurarlo públicamente, para que diera explicaciones de presuntas irregularidades en su conducta sin elementos de juicio, desacreditando su honra y buen nombre”.

Según la Procuraduría la actuación del alcalde de Bucaramanga constituye una falta grave por violación de normas de obligatorio cumplimiento y menoscabo del capital moral de una persona, siendo la máxima autoridad administrativa de la capital del departamento de Santander. El alcalde apeló la decisión y la audiencia se realizará el próximo 13 de marzo a las 9:00 a.m.

El mandatario regional publicó un comunicado en el que sostiene que respeta la decisión del ente investigador. Sin embargo, advirtió que se mantendrá en el cargo hasta que pase la apelación.

Rodolfo Hernández ya había sido suspendido de su cargo por tres meses cuando golpeó al concejal John Claro. El incidente quedó registrado en video y se dio en el momento en que el cabildante acusa al hijo del alcalde de participar en una empresa del excongresista Fredy Anaya.

Pese a esta última sanción el Tribunal Administrativo de Santander ordenó el reintegro de Amaya en el cargo

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO