Rolls-Royce deberá pagar multas millonarias a tres países

Rolls-Royce deberá pagar multas millonarias a tres países

18 de enero del 2017

La multinacional Rolls-Royce decidió que pagará cerca de 830 millones de dólares al Reino Unido, Estados Unidos y Brasil, con el fin de evitar que las instituciones anticorrupción de cada uno de esos países abran investigaciones por aparentes irregularidades en la obtención de contratos aeronáuticos.

Según dice la investigación publicada en el Diario The Guardian, la empresa pagará cerca de 600 millones de dólares a la Oficina de Fraudes Graves británica (SFO, por sus siglas en inglés), cerca de 207 millones de dólares al Departamento de Justicia estadounidense y unos 30 millones de dólares a las autoridades brasileñas, un hecho que evidentemente afecta las finanzas de la compañía en el presente y futuro cercano.

Lea también: ¿En qué países sale más caro y más barato comprar drogas?

Aunque la respuesta se da en este momento, fue en el 2012 cuando las autoridades de estos tres países conocieron de algunas incongruencias en la obtención de los contratos a partir de supuestos sobornos con el fin de asegurar contratos comerciales, teniendo en cuenta que estos dineros incluían la entrega de lujosos carros de la marca y dinero en efectivo a las personas involucradas.

Dentro de la investigación realizada se investigaron más de 30.000 documentos, se entrevistaron a más de 200 empleados, por lo cual la SFO pagó más de 15 millones de dólares en gastos operacionales. Aunque Rolls-Royce aceptó la culpabilidad ante el Tribunal Superior de Londres, lo que se comenta en medios internacionales es que se buscaba llegar a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos antes del 20 de enero, fecha en la cual tomará posesión Donald Trump como presidente de este país.

Le puede interesar: Siete marcas que llegarán al país en 2017

Ahora, el fabricante se someterá a medidas de supervisión con el fin de evitar que estos procesos se repitan en el futuro. A pesar de esto, su cotización en la bolsa aumentó un 6%, lo cual es positivo, pese a que las medidas afectan las proyecciones de la compañía en materia económica.