Rosberg extendió su principado en el GP de Mónaco

25 de mayo del 2014

Ganó y volvió a la punta del campeonato mundial de Fórmula 1.

Rosberg extendió su principado en el GP de Mónaco

Es su casa y maneja como un auténtico príncipe. Nico Rosberg, con el mejor auto como lo es Mercedes, dio catedra en el Gran Premio de Mónaco. Su única preocupación fue su compañero de equipo Lewis Hamilton, que a estas alturas del campeonato, más que compañero parece un enemigo.

Hamilton acosó a Rosberg durante gran parte de la carrera, sintiéndose incomodo por algunas decisiones de Mercedes, como llamar a Hamilton a boxes antes de tiempo. Luego, por casualidad, un Safety Car impidió que el británico tomara la punta.

Sin posibilidad de superarlo por lo complejo del circuito de Montecarlo, Hamilton estuvo a la rueda de Rosberg a la espera de un error del alemán. Las vueltas pasaban y la equivocación no se daba. La fortuna sonrió a Nico y Hamilton tuvo que levantar el pie del acelerador cuando una esquirla se le metió en el ojo, lo que le hizo perder ritmo.

De cazador a cazado, Lewis estuvo más pendiente de contrarrestar al Red Bull de Daniel Ricciardo que desde el tercer lugar y mucho más veloz, alcanzó al inglés pero no pudo superarlo. Al final, Rosberg llegó tranquilo a la meta y consiguió su segunda victoria en Mónaco, pero esta sabe más dulce, porque volvió al liderato del torneo con 122 puntos, cuatro por encima de su compañero de equipo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO