Rusia y EEUU acuerdan alto al fuego en Siria

Rusia y EEUU acuerdan alto al fuego en Siria

10 de julio del 2017

Este domingo se anunció una nueva tregua de alto al fuego entre Estados Unidos y Rusia en el sureste de Siria. 

La nueva tregua fue anunciada tras el primer cara a cara entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin, celebrado el 7 de julio en Hamburgo, y entró en vigor el mediodía del domingo hora de Damasco.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que Rusia continuará cooperando con EE.UU. para llevar a cabo el acuerdo sobre la zona de distensión en el suroeste de Siria. “Hablando de las perspectivas de nuestra colaboración con EE.UU., continuará hasta la implementación de los acuerdos que fueron cerrados sobre la zona de distensión en el suroeste de Siria”, dijo.

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, expresó la esperanza de que el alto el fuego declarado este domingo en el suroeste de Siria se cumpla y ayude a salvar vidas.

“Parece que el alto el fuego se cumple. Muchas vidas pueden ser salvadas. Es resultado del encuentro. ¡Bien!”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

El cese de hostilidades, que rige en las provincias de Al Quneitra, Suwaida (Al Sueida) y Deraa, en el suroeste de Siria, es fruto de un acuerdo logrado por EEUU, Rusia y Jordania en una reunión de expertos en la capital jordana.

En una primera fase, la seguridad en torno a esa nueva zona de distensión correrá a cargo de la policía militar rusa que se coordinará con los estadounidenses y los jordanos.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas. Según datos de la ONU, entre 300.000 y 400.000 personas perdieron la vida en el conflicto.

 Trump dice que es hora de trabajar de forma constructiva con Rusia

El presidente de EE.UU., Donald Trump, señaló este domingo que es hora de sacar adelante una cooperación constructiva con Rusia.

En su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense recordó que EEUU y Rusia negociaron un alto el fuego en algunas partes de Siria que va a salvar vidas humanas. “Ha llegado la hora de avanzar en un trabajo constructivo con Rusia”, apuntó.

Trump también apuntó que durante el primer encuentro con Vladímir Putin, en Hamburgo, presionó fuertemente dos veces a su interlocutor sobre el tema de la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones estadounidense, y que el presidente ruso lo negó con vehemencia.

En otro tuit, Trump recordó haber debatido con Putin la creación de un grupo de ciberseguridad para prevenir los ataques informáticos a elecciones y otras cosas negativas.

El presidente señaló que todavía no se sabe por qué la CIA y el FBI tuvieron que pedir el acceso al servidor del Comité Nacional Democrática en 13 ocasiones, y su solicitud fue rechazada, ni tampoco por qué el entonces presidente Barack Obama no hizo nada antes de las elecciones a pesar de que disponía de información sobre ciberataques.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU, la CIA y el FBI publicaron en enero pasado un informe que acusa a Rusia de haber orquestado una campaña de influencia para minar la confianza en el proceso democrático en EEUU y reducir las opciones de la candidata demócrata, Hilllary Clinton, frente al republicano Donald Trump durante las presidenciales de 2016.

Esta campaña de influencia, según el reporte, habría sido aprobada al más alto nivel e incluyó hackeos, filtraciones y uso de medios de información y redes sociales pero no repercutió en el conteo de votos.

Tanto el Kremlin como el Ministerio de Exteriores ruso negaron rotundamente la implicación de Rusia en los supuestos ciberataques en las elecciones en EEUU.

Hasta la fecha, el Gobierno de EEUU no ha presentado ninguna prueba que confirme la responsabilidad de Moscú por los supuestos ataques informáticos.

Con información de Sputnik Noticias