Sacerdotes se rehúsan a pagar impuesto en Barranquilla

Sacerdotes se rehúsan a pagar impuesto en Barranquilla

15 de Abril del 2014

El pago de un impuesto de $63.000 tiene enfrentados a los sacerdotes católicos de Barranquilla con la Secretaría de Movilidad de esa ciudad.

Según cuenta la nota de El Heraldo, el inconformismo de los líderes religiosos con el distrito tiene que ver con el cumplimiento del Estatuto Tributario de Barranquilla que en su artículo 172 establece que “por cada permiso por un ‘cierre de vía por obra o evento’, hay que pagar 3 smldv al despacho de movilidad”. El enfrentamiento no es de poca monta pues por estos días de Semana Santa, los cierres y desvíos viales son comunes ya que las iglesias de la ciudad organizan junto a los fieles diferentes procesiones para celebrar la semana mayor.

Ante este panorama los actos religiosos al aire libre en Barranquilla podrían estar en riesgo. Según cuenta el principal medio de comunicación de la costa, en la misa del pasado domingo de ramos, fray Gustavo Ortiz, encargado de la Iglesia San Francisco de Asís pidió a la feligresía orar por la Alcaldesa para que tome conciencia de su ser de cristiana católica”.

En diálogo con El Heralado el religioso calificó de “ilógico” el cobro de dicho impuesto, “explicó que  el costo de las cinco procesiones  es de $600.000. Según dijo, de este dinero, $180.000 son por concepto de un seguro y$63.000 por cada una de las procesiones. Además, la Defensa Civil les cobró $80.000. Señaló que “es algo ilógico porque las parroquias vivimos de la ofrenda de los fieles”. Ortiz indicó que el cobro del polémico impuesto no se ve representado porque las autoridades que se supone deben estar acompañando a la ciudadanía, no siempre hacen presencia en los lugares de procesión.

A su turno, el monseñor Jairo Jaramillo, arzobispo de Barranquilla pidió a los lideres religiosos de la arquidiócesis no pagar nada y calificó el cobro de la Secretaria de Movilidad como un “adefesio”.

Por su parte, Ángela Herrera, secretaria encargada de Movilidad del Distrito se defendió e indicó que le sorprende que la Iglesia reclame por el cobro de un impuesto que “se viene cobrando desde el año 2008”. “Todo tipo de evento, sea religioso, recreativo, cultural, que tengan que ver con cierre de vía, deben pagar una tasa de $63.000”, dijo la funcionaria a El Heraldo.  “La funcionaria agregó que el área de Gestión de Ingresos está cobrando estos recursos  a todo aquel que solicite cierre vial por eventos y que esta dependencia se compromete en hacer acompañamiento operativo con la Policía de Tránsito”.

Ante la problemática, la alcaldesa de Barranquilla se pronunció y trató de mediar en la controversia, “no queremos impedir nada. Lo que queremos es facilitarle a la iglesia y a los ciudadanos que sigan con sus tradiciones religiosas. Creo que se trata de un mal entendido”.

Tras la declaración, según El Heraldo, “los funcionarios del Distrito se reunieron anoche para realizar una colecta con el fin de reunir los $600.000 que debe pagar el párroco de San Francisco por las cinco procesiones”.