Buscan reabrir almacenes que serían de las Farc

Buscan reabrir almacenes que serían de las Farc

24 de febrero del 2018

El objetivo de la Sociedad de Activos Especiales -SAE- es reabrir los 60 locales comerciales embargados por pertenecer a supuestos testaferros de las Farc. Para ello el ente designóa dos depositarios que administren con la ayuda de los empleadosla red de supermercados Supercundi y MerkAndrea.

Desde el 20 de febrero que se conoció la detención de los hermanos Mora Urrea y la extinción de dominio de los supuestos testaferros de las Farc, los supermercados fueron epicentros de desmanes y saqueos en Bogotá, Cundinamarca, Tolima, Quíndio, Meta y Guaviare. Cabe mencionar, que en algunos de los locales los daños fueron totales.

Por lo tanto, una de las primeras labores de los administradores designados esla verificaciónyclasificación del inventario de estos supermercados, con el fin de reabrir las puertas de los establecimientos en la mayor brevedad posible.

La gerente de SAE, Jenny Sandoval, aclaró a la opinión pública sobre la designación de los nuevos administradores. Afirmó quepara este caso su elección se hizo través de una asignación automática.

Otro de los objetivos de este caso es velar por los derechos de los trabajadores de los supermercados, quienes han sido víctimas también de los saqueos y robos a los negocios.

“En relación con el pago de la nómina, la SAE, a través de sus depositarios, adelanta las gestiones administrativas necesarias para garantizar el salario del personal correspondiente al mes vencido”, dijo Sandoval a medios locales.

Lavado de activos

De acuerdo con los investigadores y la Fiscalía, los supermercados habrían servido como red de abastecimiento para la insurgencia, al tiempo que operaban comofachada para el lavado de dinero proveniente de actividades ilícitasy se caracterizaban porpresentar productos con precios muy por debajo del valor comercial.

Además, la investigación apunta a que los empresarios no solo venían lavando la fortuna oculta del frente 53 de las Farc, sino que estarían involucrados en delitos como secuestro y tráfico de armas.