Dura columna de Salud Hernández contra alias ‘Gabino’

Dura columna de Salud Hernández contra alias ‘Gabino’

3 de Enero del 2016

En su más reciente columna publicada en el diario El Tiempo, la periodista Salud Hernández Mora se refirió al secuestro de Ramón José Cabrales Camacho, un abogado y ganadero de 38 años, que el pasado tres de septiembre de 2015, fue abordado por un grupo de hombres armados cuando se dirigía hacia su finca de descanso en cercanías de Ocaña.

En el texto, dirigido a Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino‘ comandante del Eln, Hernández le recuerda al jefe guerrillero que “la libertad y la vida de ‘Moncho’ Cabrales están en sus manos. La de él y la de su familia”.

En la columna la periodista advierte que le parece “aburrido” empezar el año con un texto dirigido al comandante del grupo guerrillero.

“Qué aburrido empezar el año pensando en usted. El solo hecho de escribir su alias, como el de tantos otros de su mismo oficio, me repugna, pero no queda de otra”.

Hernádez, quien llama a ‘Gabino’ “cobarde” pide al guerrillero atreverse a “mirar a los ojos a Marlene y le explique las razones para torturarla durante meses, para someterla a una incertidumbre que la desgarra. Dígale qué gana su organización manteniendo cautivo a su hijo si ya sabe que en esta ocasión no podrá cobrar ningún rescate”.

En su primera columna de año, Salud Hernández hace una breve explicación de lo que a su criterio, es el secuestro para la guerrilla del Eln.

“De sobra conocemos que para el Eln un secuestro es igual a unos fajos de billetes, que lo hacen por la plata. Que mantienen una estructura delincuencial con gran poder destructivo solo para infligir más dolor y causar desgracias. Es una ecuación extraña. Reclutan niños para cuidar secuestrados y exigen dinero por los rehenes con el fin de vestir, armar y alimentarlos, y de seguir reclutando. Un círculo vicioso que carece de lógica”.

Advierte que “esta vez, sin embargo, se irán con las manos vacías. El Gobierno no puede dejarles ganar dinero con Cabrales. Sería humillante, y bastante tiene con ofrecer una salida política a una pandilla de criminales”.

Lea la columna completa aqui