Las nuevas sanciones de la ONU a Corea del Norte

Las nuevas sanciones de la ONU a Corea del Norte

12 de septiembre del 2017

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una nueva serie de normas y resoluciones que buscan sancionar a Corea del Norte por realizar pruebas nucleares y balísticas en territorios vecinos de la región.

El nuevo paquete de resoluciones contó con el total apoyo de los 15 integrantes del Consejo, fue propuesto por Estados Unidos, y revisado por cada uno de los miembros de este organismo internacional. No obstante, la propuesta inicial tuvo varias modificaciones ya que algunas de las medidas tenían efectos drásticos sobre la población civil.

“Corea del Norte no ha pasado el punto de no retorno. Si acepta parar su programa nuclear, puede llegar a reclamar su propio futuro (…) No estamos buscando la guerra”, afirmó la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

Entre las sanciones impuestas al gobierno de Kim Jong-un, se encuentra la prohibición de realizar exportaciones de productos textiles, una de sus principales fuentes de ingreso. Además, se busca limitar a 500.000 barriles de productos refinados del petróleo desde inicios de octubre y hasta 2 millones de barriles al año, a partir de enero próximo año.

La resolución también impone restricciones sobre los ciudadanos norcoreanos que trabajan fuera del país y que podrían estar generando ingresos internacionales, esto con el fin de minimizar los recursos al gobierno de Kim Jong-un para seguir realizando pruebas nucleares y balísticas en contra de los países de la región.

¿Se está quedando Corea del Norte sola?

Por primera vez en mucho tiempo una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU, contó con el apoyo unánime de todas las partes involucradas. Los expertos en temas internacionales se han mostrado sorprendidos por el apoyo mostrado por países como Rusia y China, que históricamente han sido cercanos al gobierno Kim Jong-un.

Con este paquete de resoluciones se espera generar un parte de tranquilidad a países como Corea del Sur y Japón, quienes han sido los principales afectados por las pruebas realizadas por el gobierno norcoreano.