Santiago Uribe pide medidas cautelares a la CIDH

Santiago Uribe pide medidas cautelares a la CIDH

1 de Marzo del 2016

La defensa de Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez, presentará medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la investigación que se realiza en su contra sobre la participación en la creación del grupo paramilitar “Los 12 Apóstoles” y por homicidio agravado.

El abogado Jaime Granados indicó que rechazarán la prescripción imputada por los delitos de concierto para delinquir, con el fin de financiar grupos armados ilegales, y por homicidio agravado, ya que la defensa considera que las pruebas que existen son de “testigos falsos” y que además éstos han sido financiados por la oposición política al expresidente Uribe.

Algunas de las declaraciones presentadas contra el hermano de Álvaro Uribe fueron realizadas por Juan Carlos Meneses (Mayor retirado de la Policía Nacional), quien lo acusó de la creación y financiación del grupo paramilitar, y Eunicio Pineda, ‘Don Berna’, y ’Don Mario’ (exjefes paramilitares).

Según los abogados de Uribe, la Fiscalía General no ha brindado la posibilidad a su cliente de demostrar su inocencia, “vamos a acudir con toda vehemencia a los tribunales internacionales, porque hemos identificado que la Fiscalía durante 20 años ha realizado una investigación constitutiva de una dilación indebida de la investigación, lo que ha afectado la presunción de inocencia de Santiago Uribe. No vamos a seguir permitiendo que la Fiscalía condene informalmente a los miembros de la oposición”, comentó el abogado.

Santiago Uribe ha sido investigado por la Fiscalía desde 1990 por la supuesta creación del grupo paramilitar “Los 12 Apóstoles” que operó en los municipios de San Roque, Yarumal, Santa Rosa de Osos y Campamento y al cual se le imputan cargos por asesinatos en el oriente de Antioquia.

De acuerdo con la Fiscalía el grupo armado ilegal realizaba limpiezas sociales en conjunto con la policía a personas que supuestamente mantenían relaciones con agrupaciones guerrilleras. Así como el asesinato de Camilo Barriento Durán (conductor de bus) en Yarumal, Antioquia.