Santos responde a críticas del Procurador sobre el proceso de paz

Santos responde a críticas del Procurador sobre el proceso de paz

21 de Agosto del 2014

“Quiero aclararle al señor Procurador General de la Nación: la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas que se instala esta semana no es la misma Comisión Futura de la Verdad”, indicó el Jefe de Estado durante la posesión del Ministro de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, cumplida este jueves en la Casa de Nariño.

“Son dos cosas completamente distintas: la Comisión Futura de la Verdad debe ser una comisión independiente”, señaló el Mandatario.

Al explicar los alcances de la Comisión Histórica del Conflicto, el Presidente Santos afirmó que dicho grupo está conformado por 12 historiadores que expondrán la complejidad del conflicto colombiano, para lo cual desarrollarán un trabajo académico serio.

“Unos historiadores que van a tratar de buscar cada uno su versión sobre la complejidad de este conflicto. Repito: no es la Comisión de la Verdad, que en su debido momento se deberá instalar”, insistió el Mandatario.

La aclaración del jefe de Estado se da luego de que el Procurador General de la Nación había pedido replantear la “Comisión de la verdad”. En una carta enviada a Santos, Ordóñez señaló que “El Estado tiene la obligación de proporcionar los mecanismos para que se establezca el hecho victimizante concreto. La verdad como derecho no puede ser jamás el resultado de una negociación entre el Gobierno Nacional y las Farc. La verdad no se negocia, al igual que no se negocian los derechos de las víctimas”.

Ordóñez señaló que los expertos, que serán enviados a Cuba, podrían ser influenciados por la guerrilla para finalmente contar la verdad que el grupo insurgente quiere expresarle al país.

“Este informe resultará de supuestos expertos cuya forma de designación cuestiona seriamente su imparcialidad e independencia, dos atributos que una comisión de ese tipo. ¿Acaso las Farc no buscarán imponer su visión a través de los expertos que propongan? La verdad no la pueden convertir en una ficción pactada al acomodo de las partes que negocian y a espaldas de las víctimas”, cuestionó el procurador.