Las mentiras de Vicky Dávila, según el Presidente Santos

Las mentiras de Vicky Dávila, según el Presidente Santos

22 de febrero del 2016

Este lunes en diálogo con La W, el presidente Juan Manuel Santos se refirió a la salida de Vicky Dávila de La FM.  Santos habló de lo que a su criterio, son una serie de mentiras dichas por la periodista en el marco del escándalo.

El jefe de Estado reiteró que no pidió la cabeza de la periodista que salió de la cadena radial tras el escándalo generado por el video de una conversación entre el ex viceministrol, Carlos Ferro y el capitán de la policía, Ányelo Palacios Montero.

Lea también: La entrevista libreteada de Carlos Ferro y su señora

“He sido toda la vida defensor de la libertad de expresión. A pesar de las críticas, nunca he llamado al director de ningún medio para pedir la cabeza de algún periodista. (…) a pesar de que sistemáticamente critican al gobierno, nunca lo he hecho”.

En diálogo con Daniel Coronell, Dávila señaló que sí cree que Santos tuvo que ver con su salida de la FM.  Santos lo niega.

“Es una aseveración mentirosa e injusta porque no soy un presidente que censura, eso no es cierto”.

El jefe de Estado señaló que “Vicky dice otra cosa que tampoco es cierto”. Indicó que cuando la periodista denunció públicamente que estaba siendo perseguida por la policía tras las denuncias hechas en el espacio radial, la citó a una reunión privada.

“No es cierto que no le haya prestado atención al tema sí lo hice. Luego de la reunión que tuvimos por cerca de dos horas. Llamé a un integrante de la policía, personalmente lo interrogué y él voluntariamente se sometió al polígrafo. Yo mismo pedí que se hicieran las investigaciones del caso y hasta el momento no hemos podido comprobar que la Policía no estaba chazando a Vicky Dávila. No es justo decir que el presidente permita seguimientos”, manifestó.

Lea también: Él es el policía que grabó al ex viceministro Carlos Ferro.

Sobre el tema de las almendras, que según Vicky Dávila, fue el primer indicio de su salida de RCN, el presidente se mostró crítico con la investigación hecha por la periodista. “Es una denuncia que no tiene pies ni cabeza. Publicar eso como un escándalo no era lo más apropiado”.

En la entrevista con Coronell, la exfirectora de la FM, señaló: “El mismo día de la publicación, la ministra de la Presidencia, María Lorena Gutiérrez, me envió con un alto directivo de la Organización Ardila Lülle el lujoso tarro de almendras con escudo de la Presidencia (…) Las almendras traían un doble mensaje. Primero, que en Palacio, como es lógico, no había gustado la historia y, segundo, me estaban diciendo, elocuentemente, que estaban hablando con mis jefes sobre mi trabajo periodístico”.

Al respecto, Santos negó que ese fuera el objetivo del envío de las almendras. “El regalo se lo dieron para que se diera cuenta que eso costaba $ 32.000”.

Según el mandatario, fue un directivo de RCN el que invitó a almorzar a la ministra de la Presidencia, María Lorena Gutiérrez y no al contrario. Por eso, según Santos, no se puede pensar que haya sido presión de la presidencia la salida de Vicky Dávila. 

“El directivo llamó a la ministra de la presidencia para invitarla a almorzar, no fue de la presidencia que se llamó al directivo”

Sobre la persona que envió las almendras a la periodista, Dávila dijo: “La doctora María Lorena ha sido socia de uno de los miembros de la comisión: Jorge Hernán Cárdenas, hermano del ministro de Hacienda y contratista de la Policía Nacional, es decir, beneficiario del general Palomino. La empresa que recibió los millonarios contratos de la Policía se llama “Oportunidad Estratégica” y uno de sus fundadores es la doctora María Lorena. Ella vendió muy barata su participación el martes 10 de agosto de 2010 y fue nombrada por decreto del presidente Santos al otro día, el miércoles 11 de agosto.

Lo extraño en este caso, es que existiera un diálogo entre altos funcionarios de la presidencia y los directivos de la cadena radial y que no se haya hablado primero con la periodista.

“Es algo completamente normal. Un diálogo de esos se hace constantemente. Hablar con los directivos de cómo ve el noticiero, y uno de su opinión, no hay que ponerle sal en una herida que no existe”. agregó el mandatario.

Al ser cuestionado sobre la diferencia de trato entre los escándalos del general Palomino y el genera Martínez, el presidente indicó que sobre el segundo, que  hace unas semanas fue llamado a calificar servicios “se conocerán pruebas en su contra”.