Distrito justifica el sacrificio de 40 especies marinas que estaban en Atlantis

Distrito justifica el sacrificio de 40 especies marinas que estaban en Atlantis

10 de enero del 2017

La Secretaría de Ambiente de Bogotá, por medio de la Subdirección de Silvicultura, Flora y Fauna, sacrificó 40 especies marinas que estaban exhibidas en el Centro Comercial Atlantis Plaza. Según dice el comunicado oficial de la entidad, para el sacrificio se aplicaron técnicas humanitarias e indoloras, dicen ellos con la asesoría de biólogos expertos en la materia.

Las especies marinas habían llegado ilegalmente desde el Océano Índico, las Islas Fiji, China y Australia, entre otros países, comentó la Secretaria de Ambiente, que el pasado 2 de enero atendió denuncias de la ciudadanía que se llegaron a través de redes sociales, e inició el respectivo operativo de control de confiscación en contra del tráfico de fauna silvestre exótica en el centro comercial ubicado en la calle 81 con carrera 13.

Lea también: La becerrada de los niños ‘play’ que indigna a los animalistas

Las especies incautadas, según la Secretaría, tuvieron que ser sacrificadas porque pertenecen a ecosistemas foráneos y eso afectaría los locales de ser introducidos en ellos. “No se puede desconocer el impacto que puede llegar a generar el ingreso al país de especímenes exóticas. Se amenaza la biodiversidad y la conservación de los ecosistemas, aparte de que estas especies pueden introducir enfermedades y parásitos a las especies nativas”, reza el comunicado de la entidad distrital.

Según Conservación Internacional Colombia, una organización ambiental sin fines de lucro, “La introducción de especies exóticas con fines ornamentales, comerciales y recreativos, ponen en riesgo el adecuado funcionamiento de nuestros ecosistemas pues altera procesos ecológicos relacionados con el mutualismo, comensalismo, simbiosis, o parasitismo”. Por otro lado, también comunica que la liberación intencional o accidental de especies exóticas a los ecosistemas naturales, puede generar disminuciones importantes en poblaciones de animales y plantas hasta ocasionar extinciones locales o regionales.

De acuerdo a la organización ambiental, se trata de animales potencialmente invasores que podrían llegar a ser una de las mayores amenazas a la biodiversidad de nuestro país, “Los animales deben ser confiscados y la eutanasia debe ser considerada como una alternativa válida, comparada con mantener los animales en cautiverio o devolverlos al medio silvestre”.

Lea también: La colombiana que habla con los animales

La Secretaria de Ambiente confirmó que la tenencia de animales marinos sin permiso vulnera el Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, por lo que se realizó la incautación y traslado al Centro de Flora y Fauna Silvestre, además se garantizó en todo momento las mejores condiciones de bienestar animal. Esta práctica, además de ser una condena de muerte para los especímenes, pone en grave peligro el frágil equilibrio medioambiental en un país tan biodiverso como Colombia.

¿Cómo inició la denuncia?

La denuncia la realizó el pasado primero de enero el cirujano y conservacionista Camilo Prieto, quien en diciembre de 2016 ganó el premio ‘Titán Caracol’ en  la categoría medio ambiente,  a través de su cuenta de Twitter escribió, “Este tiburón (tiburón bambú) encerrado en un frasco es expuesto para divertimento en Atlantis Plaza ¡están violando la ley 1774/2016”.

Camilo Prieto

Después, cientos de usuario de esta red social arremetieron en contra del Centro Comercial y se conoció el pronunciamiento en la red social de Atlantis Plaza, “Nuestro Tiburón Bambú nació de un huevo que eclosionó dentro del acuario el pasado miércoles 28 de diciembre. Este pequeñín como cualquier ser vivo, una vez fuera del embrión es prudente tenerlo en una especie de incubadora para mantenerlo”.

En otros trinos, Atlantis comentó “Hemos decidido extraerlo de nuestro acuario y enviarlo a uno especializado en el que podrá ser alimentado de manera individual: Para ayudarlo en este proceso, uno de los mecanismos era introducirlo en una incubadora y hacer más fácil su alimentación”.

Asímismo el Centro Comercial indicó que esa nueva iniciativa es la forma habitual y práctica para ayudar al crecimiento y desarrollo de las especies, además agradeció a todos los seguidores por estar pendientes del tema.

Luego del sacrificio de las especies marinas, la  Secretaría de Ambiente aseguró que en los últimos años, ha practicado este tipo de procedimientos a 830 especímenes en el año 2011; 236 en 2012; 205 en 2013; 120 en 2014; 278 en 2015; y 183 en 2016.

Kienyke.com intentó comunicarse con la gerencia  del Centro Comercial e indicaron que esta semana emitirán un comunicado de todo lo sucedido.