Guerrilleros desmovilizados serán guardaespaldas de los jefes de las Farc

Guerrilleros desmovilizados serán guardaespaldas de los jefes de las Farc

25 de abril del 2016

En medio de la polémica presentada esta semana al rededor del proceso de paz, por la legada de alias ‘El Paisa’, considerado uno de los mayores asesinos de las Farc, a la mesa de negociación, otro tema, que empezó a estudiarse este fin de semana y que también ya ha levantado algunos cuestionamientos, es el tema de la seguridad personal de los cabecillas o líderes del grupo insurgente, cuando se esté en el posconflicto.

Para integrar el grupo de expertos que analizarán este tema, este domingo llegó a Cuba el director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Diego Fernando Mora, quien adelantará conversaciones con los negociadores y explicará cómo funciona la entidad y cómo esta garantizaría la seguridad de los jefes de las Farc que requieran protección, especialmente quienes entren a la vida política.

Una de las ideas que hay sobre la mesa, fue la de conformar esquemas de seguridad integrados por actuales guerrilleros rasos que se desmovilicen a la firma del proceso y por hombres de la UNP. Este sería un comité permanente de seguridad que estaría directamente bajo las órdenes de la Presidencia de la República.

Esta fórmula mixta de seguridad se utilizó en el pasado con el M-19. Varios guerrilleros del grupo que firmó la paz en 1990 hicieron parte de los esquemas de seguridad de sus jefes que luego integraron el partido político Alianza Democrática.

La UPN tendría el trabajo de capacitar a los desmovilizados en tareas propias de seguridad personal y dotar a los futuros guardaespladas, para que junto a militares y policías cuiden a los exguerrilleros en sus zonas de ubicación.