SIC ordenó cierre de almacenes Brunati, Fiotti y Dini

10 de julio del 2018

Como medida de aseguramiento para evitar un daño o perjuicio mayor a los consumidores, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) mediante la Resolución 47048 del 6 de julio de 2018, ordenó al grupo “almacenes Brunati, Fiotti y Dini” el cierre, por el término de 30 días prorrogables, a siete establecimientos de comercio de su […]

SIC ordenó cierre de almacenes Brunati, Fiotti y Dini

Como medida de aseguramiento para evitar un daño o perjuicio mayor a los consumidores, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) mediante la Resolución 47048 del 6 de julio de 2018, ordenó al grupo “almacenes Brunati, Fiotti y Dini” el cierre, por el término de 30 días prorrogables, a siete establecimientos de comercio de su propiedad.

Muebles Fiotti outlet, Muebles Fiotti, Fiotti, Accesorios Dini, Dini, Dini Estibas y Brunati Interior, prohibiéndole también actividades como importación, exportación, fabricación, comercialización y distribución de muebles y accesorios para el hogar y la oficina en el país.

La SIC encuentra motivos claros para actuar en defensa de los derechos de los consumidores y por eso ordenó, además, a las Cámaras de Comercio de Bogotá y Santa Marta, “que de manera inmediata, se abstengan de inscribir y registrar cualquier acto u operación sujeta a registro, tendiente a modificar la propiedad o administración de los siete establecimientos de comercio”.

Respecto al caso, en ejercicio de facultades de inspección, control y vigilancia en materia de protección al consumidor, la SIC, mediante la resolución del 5 de julio de 2018, formuló cargos en contra de las sociedades Somati S.A.S., Ruperol New S.A.S. y Utaresa S.A.S (propietarios de los almacenes nombrados anteriormente), por el presunto incumplimiento de órdenes impartidas por la autoridad para defender a los consumidores, se destacan:

“El cese y difusión de la totalidad de la publicidad, remitir la relación de ventas de los establecimientos, remitir relación de solicitudes de efectividad de las garantías y reportar la creación de nuevos establecimientos de comercio o cualquier cambio en la propiedad de los mismos”, evidenció la SIC.

También, comentan que los establecimientos cambiaban de manera constante el propietario, lo que presenta una afectación directamente a los consumidores puesto que se crea confusión frente a la responsabilidad que le corresponde al productor o proveedor si se tiene alguna queja del producto por parte de los consumidores.

Finalmente, a la entidad en el período de 2015 – 2018, se le radicaron 440 demandas que evidencian conductas sistemáticas presuntamente encaminadas a engañar a los consumidores de las marcas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO