Mar Mediterráneo “un cementerio para desesperados”

30 de septiembre del 2018

El mar Mediterráneo se está convirtiendo en un cementerio para personas sin esperanza, dijo este lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu. “Permítanme subrayar la terrible realidad. El mar Mediterráneo, cuna de civilizaciones de siglos de antigüedad, se está convirtiendo en un cementerio de gente desesperada”, dijo Cavusoglu durante su discurso en […]

Mar Mediterráneo “un cementerio para desesperados”

El mar Mediterráneo se está convirtiendo en un cementerio para personas sin esperanza, dijo este lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu.

“Permítanme subrayar la terrible realidad. El mar Mediterráneo, cuna de civilizaciones de siglos de antigüedad, se está convirtiendo en un cementerio de gente desesperada”, dijo Cavusoglu durante su discurso en el evento de la Asamblea General de la ONU titulado ‘Pacto Mundial para los Refugiados: Un modelo para mayor solidaridad y cooperación’.

Cavusoglu dijo que en el mundo hay alrededor de 260 millones de inmigrantes, más de 68 millones de personas desplazadas y un exceso de 25 millones de refugiados.

“Estas cifras aumentan constantemente debido a razones como el hambre, las guerras civiles, el terrorismo y la inestabilidad política. En este sentido, ningún gobierno puede tener derecho a ignorar este problema”, dijo el máximo diplomático de Turquía.

“Los niños muertos que yacen en las costas son una vergüenza para el mundo entero y la humanidad”

En septiembre de 2015, Aylan Kurdi, un niño sirio de 3 años de edad, encontrado en una playa turca, provocó una protesta internacional sobre la crisis de refugiados en Europa.

Más de 1.500 personas, entre ellas muchos niños, han muerto en el mar en 2018 solo en viajes similares a los de Aylan y su familia, según un informe de la ONU publicado el 3 de septiembre.

Cavusoglu dijo que Turquía no dejó a personas inocentes en manos de un régimen sirio “brutal” ni de los grupos terroristas Daesh o PKK/YPG, ya que destacó los esfuerzos de Turquía para mitigar la crisis.

“Hemos proporcionado refugio a todos los que buscan protección internacional dentro de nuestros territorios sin considerar las diferencias étnicas, religiosas o sectarias”, dijo.

Parte de la protección destacada por Cavusoglu es el hecho de que Turquía ha gastado más de USD 32.000 millones de sus propias fuentes financieras en el cuidado de los refugiados y agregó que los fondos incluyen educación, salud y servicios psicológicos a las personas que los necesitan.

“Desafortunadamente, la pesada carga de las consecuencias humanitarias de la crisis siria ha quedado en los hombros de Turquía. Los compromisos no se han cumplido. Nuestros llamados a una mayor carga y responsabilidad compartida se hicieron oídos sordos.

“Sin embargo, hemos seguido buscando un enfoque humanitario”, dijo Cavusoglu. “Hemos demostrado esa actitud en la última crisis de Idlib”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO